Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Nuevas revelaciones del 'caso Brugal'

José María Pajín niega haber mediado entre Ortiz y Fomento en el plan urbanístico de Rabassa

El empresario alicantino se quejó al padre de la ministra de Sanidad de que la Administración central le "maltrataba"

El político alicantino José María Pajín, padre de la ministra de Sanidad, Política Social e Igualdad, Leire Pajín, ha asegurado hoy a la Cadena SER en Alicante que no ha mediado en el plan urbanístico de Rabassa, en Alicante, entre el empresario alicantino Enrique Ortiz y la Dirección General de Carreteras del Ministerio de Fomento. En una de las conversaciones grabadas a Ortiz en la investigación del caso Brugal, el empresario comenta al ex alcalde de Alicante Luis Díaz Alperi que intentará que el padre de la ministra medie ante Carreteras para desatascar la aprobación del plan urbanístico, que prevé 13.500 viviendas. "A ver si me hace una gestión", afirma Ortiz en la grabación. "Bueno, pues que Leire coja y hable con el director general y ya está", le contesta Díaz Alperi. La ministra negó ayer tajantemente que hubiera hecho ninguna gestión para Ortiz y recordó que tanto ella como el resto del PSOE se opusieron al plan Rabassa.

Hoy, en una entrevista concedida a la Cadena SER, José María Pajín también ha negado que hiciera la gestión pedida por Ortiz. Pajín, que fue asesor en la subdelegación del Gobierno en Alicante, ha explicado que Ortiz le pidió "por medio de otra persona" que tomara "un café" con él, a lo que accedió sin "muchas ganas". "Todavía estando yo jubilado, por medio de otra persona, me pidió tomar un café y aunque no tenía muchas ganas accedí a escucharlo", ha señalado.

Pajín ha indicado que en su encuentro, Ortiz le planteó que "tenía un problema de carreteras", que "le maltrataban mucho los ministerios" y que "se sentía dolido" por esto. "Yo le dije que no me lo creía y que estaba jubilado" ha subrayado Pajín, quien ha señalado que en la fecha de esa reunión "supone" que el Plan Rabassa "estaba aprobado". "Estoy acostumbrado a recibir personas y a escuchar que si la Administración no agilizaba proyectos de carreteras, se iban paralizando otros proyectos de muchas ciudades", ha añadido.