Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Presupuesto de la Xunta para 2011 cae un 9,7% y prevé que el paro seguirá subiendo

El Gobierno de Feijóo vaticina un crecimiento económico del 1%

El Gobierno gallego ha aprobado este martes unos presupuestos que ascienden en total a 10.548 millones de euros (un 9,7% en relación a 2010) y que prevén que la economía gallega crezca un 1 por ciento, tras cerrar el presente ejercicio "en equilibrio", mientras que la tasa de paro alcanzará el 15,1%.

En una reunión extraordinaria, el Consello de la Xunta dio el visto bueno a unas cuentas en las que el Ejecutivo autonómico contará con 1.177 millones menos (son 9.708 millones en total), lo que supone una caída del 10,8 por ciento con respecto a 2010. En esta cantidad no se tienen en cuenta, por recomendación del Tribunal de Cuentas y el Consello de Contas, 840 millones de euros que proceden del Estado para ser transferidos, sin cambios, a las administraciones locales. Por su parte, el presupuesto de gasto no financiero (que excluye la cantidad destinada a amortizar deuda) cae un 10,6%, hasta los 9.166 millones, una capacidad de gasto casi a niveles de 2006.

El presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, ha subrayado que las prestaciones sociales quedan "aseguradas a todo riesgo", pues "tres de cada cuatro euros" se destinan a mantener el Estado de Bienestar, y que las inversiones caerán un 14 por ciento tras el recurso a 504 millones de euros en financiación público-privada.

Las cuentas para el próximo ejercicio "garantizan la estabilidad y la solvencia" de la comunidad, ha dicho. "Hacemos el máximo de inversiones posible y garantizamos la sostenibilidad del bienestar", ha afirmado Feijóo, quien ha destacado que los "pilares" del proyecto de presupuestos son "el realismo y el interés general".

"Los presupuestos están hechos para los ciudadanos, no para pactar entre partidos o para salir del paso. Están hechos para ser útiles", ha proclamado, para después admitir que están "marcados por la crisis" y la bajada de ingresos procedentes del Estado. En este sentido, la conselleira de Facenda, Marta Fernández Currás, ha apuntado que los ingresos del nuevo sistema de financiación reportarán a Galicia 6.008 millones en 2011, mientras que la educación, la sanidad y los servicios sociales cuestan 6.403 millones.

La diferencia es de 395 millones que el Gobierno gallego cubre con la bajada más acusada de presupuesto en las consellerías que no son del ámbito social (en las sociales cae una media del 5,5%, en el resto desciende un 24,7%). "De ahí salen esos recursos para mantener el gasto social", ha indicado Fernández Currás.

Preguntada acerca del recurso que la Xunta ha anunciado que presentará contra la decisión del Estado de no transferir 243 millones del Fondo de Cooperación, la conselleira de Facenda ha señalado que su propuesta es hacer una "transacción sin llegar a los tribunales" con el Gobierno estatal. "Es lamentable tener que recurrir a los tribunales", ha afirmado, aunque ha avisado de que el recurso es "un propósito firme" y que el Ejecutivo autonómico desarrolla "mecanismos jurídicos".

Tanto Feijóo como Fernández Currás han insistido en que queda garantizada la prestación de servicios básicos y, en concreto, el presidente gallego ha destacado que "nunca en la historia unos presupuestos dedicaron el 75% a gasto social". En este punto, el Gobierno incluye la sanidad, la educación, políticas de empleo, bienestar, igualdad y emigración. Los servicios públicos fundamentales representa el 71,4% del gasto en 2011.

Por su parte, han defendido que el recurso a mecanismos de financiación público-privada -ascienden a 504 millones, de los que unos 200 corresponden a la Sociedade Pública de Investimento (SPI)-, ha "amortiguado" la caída en las inversiones, pues sería de un 36% sin estos fondos extrapresupuestarios. Con ellos, se sitúa en un descenso del 14% y el total para inversiones será el próximo año de 1.308 millones.

Además, la Xunta prevé una reducción del 4,5% en el gasto de personal y que éste se sitúe en 3.616 millones de euros el próximo año. El proyecto de presupuestos reserva una aportación de 113 millones de euros para las administraciones locales, ya que se hace una aportación extraordinaria de 11 millones para evitar que bajen las entregas a cuenta de los ayuntamientos. Fernández Currás ha destacado que entre 2010 y 2011 se destinan "30 millones más" de los que corresponderían con el sistema de financiación a los municipios (18 millones extra en el presente ejercicio y 11 en el próximo).

En cuanto a las universidades, recibirán 391 millones de euros en 2011 con el nuevo sistema de financiación, lo que supone, ha dicho la conselleira, un 10,8% más de lo que les correspondería en el sistema vigente hasta ahora. En dos años, el "esfuerzo" del Gobierno gallego es de "66 millones" por encima de lo que correspondería según el sistema.

El presidente gallego ha rechazado, en respuesta a preguntas de los periodistas, que vaya a tomar alguna medida respecto a las pensiones no contributivas (hace un año, la Xunta planteó retirar el complemento autonómico, pero rectificó y lo mantuvo).

Feijóo ha afirmado que con las cuentas para 2011, Galicia volverá a crecer después de dos años (en 2009 el PIB cayó un 3% y en 2010 la previsión es cerrar con una variación del 0%) y lo hará "más que el conjunto de España" (aunque el Ministerio de Economía y Hacienda prevé un avance del 1,3% del PIB). "Volvemos a cumplir la ley de estabilidad presupuestaria y no contribuiremos a incrementar el déficit", ha dicho para declarar que la comunidad "seguirá siendo un lugar estable y solvente, en el que se puede confiar e invertir".

Por su parte, Fernández Currás ha defendido la previsión de crecer un 1% el próximo año por los crecimientos del sector industrial y el de servicios, la aportación exterior y un incremento de la demanda española (el Estado también prevé crecer en 2011). Además, ha apostado por aprovechar el "tirón" del aniversario de la Catedral de Santiago y por el turismo.