Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía detiene a siete presuntos etarras relacionados con el aparato internacional de la banda

La estructura de Askapena estaba en los papeles de Thierry y la operación podría aportar datos de la relación ETA-FARC

El Cuerpo Nacional de Policía ha detenido esta noche en el País Vasco al menos a siete personas vinculadas a Askapena, organización integrada en el Movimiento Nacional de Liberación Vasco (MNLV) del que ETA es la vanguardia armada, según fuentes de la lucha antiterrorista. El Cuerpo Nacional de Policía, por orden de la Audiencia Nacional, ha realizado las detenciones en Barakaldo (dos) y Getxo (Vizcaya), en Irún (Guipúzcoa) y en Vitoria, mientras que en Navarra ha habido un arresto en Pamplona y otro en el pueblo de Arruazu. A los detenidos se les acusa de un delito de integración en banda armada. La operación, que se inició a la una y media de la madrugada, sigue abierta. Uno de los detenidoses Walter Wendelin, considerado por las fuerzas de seguridad como el cabecilla de Askapena.

La estructura de Askapena, organización del aparato internacional de ETA desarticulada esta madrugada por la Policía Nacional, figuraba entre los papeles del que fuera 'número uno' de la banda, Francisco Javier López Peña, alias Thierry, detenido en mayo de 2008 en Burdeos (Francia). Este operativo podría aportar datos sobre las relaciones de los terroristas y su entorno con distintas organizaciones latinoamericanas, incluida las FARC. Los detenidos difundieron la respuesta de la colonia etarra en Venezuela al anuncio de ETA de cesar sus acciones armadas ofensivas.

Los detenidos forman parte de Askapena desarrollando funciones dentro del aparato internacional de ETA. Operaban en diversos países de Europa, Centroamérica y Sudamérica recabando apoyos para la causa terrorista etarra, estrechando lazos con movimientos afines o prestando cobertura a terroristas huidos. En concreto, se les acusa de un delito de integración en banda armada en el marco de una operación que está dirigida por el juez Central de Instrucción Número 6 de la Audiencia Nacional, Pablo Ruz, quien se encuentra de guardia esta semana. La investigación trata de concretar en qué países intentaban los detenidos hacer llegar la influencia la banda.

El organigrama hallado en poder del ex jefe etarra ha servido a la Policía para evidenciar que uno de los detenidos, Walter Wendelin, ejercía como cabecilla de la organización. También aparecen detalladas las distintas áreas geográficas que cada uno de los arrestados tenía asignada en sus labores dentro de este aparato internacional de ETA. más de dos años después, la extensa documentación incautada en la operación contra el máximo dirigente de ETA sigue permitiendo detenciones o demostrar el grado de implicación de los arrestados en las actividades etarras. En concreto, desde la caída Thierry , han sido detenidos 28 presuntos miembros de ETA cuyos nombres aparecían en los ordenadores que fueron aprehendidos en aquella operación.

En Barakaldo han sido arrestados Itxaso Lekuona Legorburu, hija de la dirigente de Batasuna Miren Legorburu, y Unai Vázquez Puente, mientras que en Getxo el detenido ha sido Gabriel Basañez Ruiz; los otros detenidos son Walter Wendelin, Rubén Sánchez, David Soto y Aritz Gamboa. En Vizcaya, concretamente en Getxo, ha sido arrestado Gabriel Basañez Ruiz en su domicilio de la calle de Jata en Algorta, número 12. En la calle Aforados número 1 de Baracaldo ha sido detenido Unai Vázquez Puente y su pareja Itxaso Lecuona Gegoz. Ambos abandonaban su domicilio pasadas las 4.00 horas esposados y tras presenciar el registro que duró dos horas. En las inmediaciones de esta casa los agentes también han procedido a registrar una bajera y un coche, según informaron testigos presenciales.

En Vitoria, los agentes han arrestado a Rubén Sánchez Barail en la calle Cantón Santamaría, número 7 y al presunto cabecilla del grupo Walter Wendelin en la calle Pintorería número 90, quien ya fue detenido en Venezuela el pasado marzo y entregado a Francia, donde finalmente quedó en libertad. De nacionalidad suiza, tiene su residencia fijada en Vitoria. En Navarra han sido detenidos David Soto Aldaz y Aritz Gamboa Miguel. La operación continúa con los registros a los domicilios de los detenidos y un local en Pamplona que los arrestados empleaban como sede no declarada de la organización.

La red internacional Askapena fue constituida en 1987, y en su página web se define como "una parte más de la lucha por conquistar la independencia y el socialismo para nuestro pueblo".

Los viajes de ETA

Una de las últimas acciones conocidas del ministerio de exteriores' de la banda terrorista fueron sus viajes a Venezuela. Centenares de brigadistas de Askapena visitaron el país invitados por asociaciones y coordinadoras oficialistas desde que Hugo Chávez llegó al poder en 1999. También son conocidos sus viajes a Bolívia. Unai Vázquez, dirigente de Askapena,viajó a Bolivia en 2005 junto a Ignacio Olaskoaga, ex miembro de ETA y antiguo responsable del aparato internacional de ETA para reunirse con altos cargos del Gobierno de Evo Morales.

Segunda operación de ETA tras la tregua

La operación que ha permitido desarticular la estructura de Askapena es la segunda que las fuerzas de seguridad llevan a cabo contra el entramado etarra desde que la banda declaró su tregua el pasado día 5. Hace justo dos semanas, un dispositivo de la Guardia Civil desmanteló la cúpula de Ekin, la plataforma encargada de hacer cumplir las directrices terroristas entre las organizaciones de la izquierda abertzale. En aquella ocasión hubo nueve detenidos que, tras prestar declaración, han ingresado en prisión.

El cese de las "acciones armadas ofensivas" decretado por ETA no ha variado la estrategia de la lucha antiterrorista, según avanzó ya el Gobierno tras analizar un alto el fuego que considera "insuficiente". A los operativos contra Ekin y Askapena se han sumado las prohibiciones de manifestaciones convocadas bajo lemas que podían suponer un enaltecimiento del terrorismo. Un escenario que ha encontrado como respuesta el rebrote de la violencia callejera de baja intensidad.

La lucha contra ETA tras la tregua ha coincidido con la creciente reivindicación de un papel político para la ilegalizada Batasuna. Una demanda a la que se han adherido formaciones vascas como Aralar, EA, EB o Alternatiba, y por la que han abogado también el Sinn Féin irlandés y un grupo de 14 eurodiputados, nacionalistas en su gran mayoría. Desde el Ejecutivo han recordado que la legalización exige una condena firme de la violencia que aún no ha llegado o un desmarque expreso de la banda armada.

Más información