Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Parlament debate hoy blindar los 'correbous'

El Parlamento de Cataluña debatirá hoy la ley de regulación de los correbous, que nace con el objetivo de ser un manual de buenas prácticas para preservar tanto al animal como a los espectadores que acudan a los encierros, tan arraigados en el sur de la provincia de Tarragona. La proposición de ley, promovida por CiU, será aprobada previsiblemente con el apoyo de todo el arco parlamentario salvo Iniciativa per Catalunya (ICV-EUiA), que votará en contra, y Ciutadans, que se abstendrá. El debate se produce justo dos meses después de que el Parlament prohibiera las corridas a partir de 2011. La abolición, promovida por grupos de defensa de los animales, prosperó entonces gracias a los votos de ERC e ICV-EUiA. CiU y el PSC dieron libertad de voto a sus diputados y, pese a que el voto era secreto, se sabe que los primeros se inclinaron masivamente por la abolición y los segundos, en contra. El PP y Ciutadans apoyaron las corridas. El grueso de los parlamentarios sostienen que no es incoherente votar en contra de las corridas y hacerlo a favor de los correbous. Esta es la opinión de los diputados que participarán en el debate.

Francesc Sancho (CiU)

El Parlament aprobó en julio prohibir como espectáculo la muerte del animal y por eso nuestro grupo dio libertad de voto. Y ahora esta ley es diferente: intenta regular una práctica muy arraigada y nos posicionamos a favor. La filosofía es que las tradiciones que sobreviven son las que se adaptan a lo largo del tiempo. La ley intenta evitar cualquier tortura: no se mata al animal, ni se utiliza el estoque ni las banderillas. No veo debate identitario por ningún lado. Planteamos la proposición en febrero y el debate de los toros fue en julio

Núria Ventura (PSC)

Los socialistas hemos sido uno de los grupos más coherentes. Votamos en julio en contra de la prohibición de las corridas y ahora lo haremos a favor de la proposición. Es verdad que entonces se dio libertad de voto, pero también lo es que la mayoría de los diputados se decantó a favor de los toros. No habrá ningún socialista que vote de forma incongruente respecto a lo que votó entonces. De todas formas, son otras fuerzas políticas las que tendrán que pronunciarse sobre el elemento identitario. En cualquier caso, solo destaco la coherencia de mi grupo parlamentario.

Marta Cid (ERC)

Nuestra postura no es contradictoria. Mantenemos la misma actitud desde que en 2003 se aprobó la Ley de Protección de los Animales. La ley hacía dos excepciones: preservaba las corridas y los correbous. Entonces, ya pedimos sin éxito la abolición de los toros porque en ellos se hace negocio con el espectáculo de la muerte de un animal en contraste con los correbous, una práctica con fuerte arraigo donde el toro no sufre. Se trata de elevar el manual de buenas prácticas a rango de ley para que los organizadores tengan seguridad jurídica y se dote de seguridad a las personas y a los animales. Todo el mundo de las comarcas del Ebro sabe que yo nunca votaría a favor de las corridas. Nos estamos equivocando de debate: no es correbous sí o correbous no. Se trata de saber como regulamos la fiesta

Joan Bartomeu (Partido Popular)

Votaremos a favor y con una enmienda para lograr que los correbous puedan celebrarse en toda Cataluña y no solo en la treintena de municipios donde hay tradición. Hay partidos que con esta ley están incurriendo en una contradicción total: votaron en contra de los toros y ahora quieren convertirse en sus salvadores. Conozco los correbous de toda la vida y puedo asegurar que los animales no sufren. Quien no los ha visto puede pensar que es algo escandaloso, pero los toros están acostumbrados: se adaptan a ir de encierro en encierro y es un trabajo como cualquier otro

Daniel Pi (ICV-EUiA)

Votaremos en contra de la proposición. Hay que preguntarse por qué nace esta ley: con un decreto bastaba, pero hay partidos que necesitan hacerse perdonar su oposición a las corridas de toros. CiU hizo la propuesta y rápidamente el PSC y ERC formaron un tripartito taurino. Decíamos que la ILP contra los toros no era identitaria, pero esta proposición transpira identidad. La ley es nefasta y confusa: tiene más excepciones que normas y no permite levantar acta en caso de maltrato. Hay modalidades muy agresivas, como las del toro embolat y el toro capllaçat, en las que nadie puede asegurar que los animales no sufran

Albert Rivera (Ciutadans)

Nos abstendremos. No hace falta hacer una ley. Ya había un reglamento.La ley se la sacó del bolsillo CiU para tapar la fuga de votos y calmar el enfado por la abolición de las corridas en algunas comarcas. Están utilizando una fiesta para convertirla en un elemento de controversia electoral. No podemos criminalizar unas fiestas sí y otras no. No queremos seguir el juego hipócrita de los nacionalistas. Queremos situar los correbous en el ámbito de la libertad.