Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una vida dedicada a las letras, la música y la política

José Antonio Labordeta, profesor en sus inicios, cambió el estrado por la guitarra para entrar después en política sin dejar de escribir

Nacido en Zaragoza el 10 de marzo de 1935, Labordeta, licenciado en Filosofía y Letras y casado y con tres hijas, se dedicó inicialmente a la docencia en la Enseñanza Media y, a lo largo de varias décadas, también a la música, la política y la televisión. Su carrera musical comenzó en 1974 con el álbum Cantar y callar y pronto fue reconocido como una de las voces comprometidas con la democracia al final de la dictadura franquista. Llegó a la canción por poeta, por deseo de dar mayor audiencia a sus versos, y consiguió que algunas de sus canciones, como El canto a la libertad, Banderas rotas o La albada, se convirtieran en himnos de una tierra, Aragón, a la que cantó con melancolía.

Tras licenciarse en 1960, entre ese año y 1962 impartió clases de Español en Aix-en-Provence (Francia) y en 1964 aprobó las oposiciones de catedrático de Instituto en Geografía e Historia.

Sin embargo, es más conocido por su faceta de cantautor, que compaginó con la docencia hasta que en 1986 solicitó una excedencia para dedicarse a la música cuya temática principal es Aragón. En 1968 grabó un disco de corta duración Andros II, con cuatro canciones, y después siguieron casi dos veintenas de discos más, entre ellos Cantar y callar (1974), que incluye su canción más conocida Canto a la libertad; Tú, yo y los demás (1991), álbum doble en el que le acompañaron, entre otros, Joaquín Sabina, Paco Ibáñez y Ovidi Montllor; y Con la voz a cuestas (2003), un libro-disco a modo de viaje poético por Aragón y sus gentes.

También hizo alguna incursión en el cine con pequeños papeles en Réquiem por un campesino español, aunque en las pantallas destacó mñás en televisión, sobre todo con la serie de documentales para TVE Un país en la mochila, en la que recorría multitud de pueblos de España y que obtuvo numerosos premios. También realizó la serie Del Miño al Bidasoa.

En el ámbito periodístico dirigió entre 1958 y 1959 la revista Orejudín, y Papageno (1958-1960) y en 1972 fundó la revista aragonesista Andalán, hasta su desaparición en 1987.

Labordeta también se dedicó a la literatura, con varios libros de poemas, la novela En el remolino, y en 2009 publicó Memorias de un beduino en el Congreso de los Diputados. En mayo de 2010 presentó su último libro, Regular, gracias a Dios, una obra marcada por el cáncer de próstata que le detectaron en 2006.

En su faceta política fue militante del Partido Socialista de Aragón (PSA) y en las elecciones generales de 1977 fue candidato por Unidad Socialista al Congreso de los Diputados; en 1979 se presentó como candidato independiente al Congreso por el Partido Comunista de España y en 1989 fue candidato de IU al Senado por Zaragoza. También fue candidato de la Chunta Aragonesista (CHA) en las elecciones de marzo de 1996. Finalmente, fue elegido diputado de las Cortes de Aragón por CHA en las autonómicas de junio de 1999, cargo que abandonó al conseguir asiento en el Congreso en 2000 y repetir en las generales de 2004. En 2008 abandonó la política.

Posee varios premios, entre ellos el San Jorge (1974) la Medalla de Oro Ciudad de Zaragoza. En julio de 2010 el Consejo de Ministros le concedió la Gran Cruz de la Orden Civil de Alfonso X el Sabio. También contaba con la medalla al Trabajo.