Recibe el alta uno de los tres heridos por el toro que saltó a la grada en Tafalla

Se trata de un varón de 47 años, el único que resultó herido por asta de toro.- Un niño de 10 años que ingresó en estado grave continúa "estable" en la UCI:. La tercera víctima, una mujer de 23 años, "evoluciona favorablemente"

Dos personas, de las alrededor de las 40 que resultaron heridas ayer al saltar un toro al tendido de la plaza de toros de Tafalla, continúan ingresadas en hospitales de Pamplona después de que un tercer herido haya sido dado de alta esta tarde. Se trata de un hombre de 47 años, el único que fue ingresado a causa de una herida por asta de toro. Así, permanecen en el hospital un niño de 10 años, cuyo estado es grave pero "estable" y se encuentra la UCI, y una mujer de 23 años que "evoluciona favorablemente" según las últimas informaciones facilitadas por el Gobierno foral.

El suceso ocurrió en la tarde de ayer cuando el novillo de la ganadería Ana Corera de Larraga y de nombre Quesero, que participaba en un festejo de recortadores, saltó desde el coso al tendido de sol y arremetió contra los espectadores, lo que provocó escenas de pánico, además de caídas, golpes y empujones al intentar alejarse del animal, que finalmente fue abatido.

El herido más grave es un niño de 10 años, que se encuentra ingresado en la UCI Pediátrica del Complejo Hospitalario de Navarra con un traumatismo abdominal cerrado por aplastamiento, y que permanece estable con pronóstico grave. Una vecina de Tafalla, de 23 años, permanece también ingresada con un aplastamiento de vértebra, y se encuentra estable con evolución favorable. La tercera persona que fue ingresada es el varón de 47 años que ya ha recibido el alta. Se trata de un vecino de la localidad de Oiartzun (Guipúzcoa) que presentaba una herida por asta a nivel lumbar.

Además de estas tres personas que fueron ingresadas, otras cinco personas fueron atendidas ayer en el Complejo Hospitalario de Navarra por contusiones y traumatismos. También fueron atendidas otras 24 personas por contusiones en el centro de salud de Tafalla.

El toro estaba siendo devuelto a los corrales porque había saltado dos veces antes la barrera y se había roto un cuerno cuando la rebasó en un tercer intento y alcanzó la grada del tendido sol, que estaba repleta de gente. Desde el Ejecutivo foral destacan que, pese al número de heridos, el astado saltó a una zona donde se congregaba público joven, que pudo reaccionar a tiempo y evitar así que las consecuencias fueran peores. El novillo fue reducido por varios asistentes al concurso de recortadores y quedó inmovilizado en la grada, donde fue apuntillado.

Varias personas han resultado heridas, entre ellas un niño de diez años que permanece ingresado en la unidad de cuidados intensivos CNN+

Lo más visto en...

Top 50