Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un fumador al que se le cayó la pipa provocó un incendio en León que ya ha quemado 1.000 hectáreas

El detenido "tendrá su castigo severo conforme a lo que el juez establezca", según el subdelegado del Gobierno

El presunto autor del incendio forestal de Barjas (León), que ya ha arrasado ya más de 1.000 hectáreas, ha confesado que causó el fuego por una imprudencia cometida cuando paseaba por el campo y se le cayó al suelo un objeto con fuego procedente de la pipa que fumaba. Así lo ha manifestado a Efe el subdelegado del Gobierno en León, Francisco Álvarez, después de que la Guardia Civil detuviera en Ponferrada al supuesto autor del incendio, M. L. S., vecino de Mosteirós, un pueblo perteneciente al municipio de Barjas, de 52 años y sin antecedentes penales.

El arrestado ha sido puesto a disposición judicial, como presunto responsable del origen del incendio, aunque no se descarta la posibilidad de que existan más supuestos implicados. "No hay ningún incendio que no se investigue aunque en ocasiones no haya resultados", ha manifestado Alvarez. No obstante, en este caso, el detenido "tendrá su castigo severo conforme a lo que el juez establezca", ha matizado el subdelegado en una rueda de prensa en la que ha comparecido junto al delegado territorial de la Junta de Castilla y León en la provincia leonesa, Eduardo Fernández.

El Ejecutivo autonómico mantiene activado desde ayer el nivel 2 de gravedad del fuego de una escala de 0 a 3, porque uno de los tres frentes activos de incendio se encuentra relativamente cerca de la localidad de Arnadelo (León), en el municipio de Oencia, situado junto al de Barjas. A pesar de esta circunstancia, no ha sido necesario desalojar a los vecinos de la localidad, que esta mañana ha amanecido a mil metros de las llamas, y el frente ha sido totalmente controlado al mediodía.