El Parlament considera probado que Convergència se financió irregularmente con fondos del Palau de la Música

CDC tacha la comisión de "tribunal político" y los socialistas piden a Artur Mas que ponga orden a las finanzas de su partido

El Parlament ha considerado probado que CDC se financió irregularmente con fondos del Palau de la Música después de que el pleno de esta mañana haya aprobado la resolución que consensuaron PSC, ERC e ICV-EUiA. Todos los grupos, salvo CiU, han acordado que la Mesa de la cámara catalana traslade este documento al ministerio fiscal al considerar que de los documentos que se han examinado pueden desprenderse hechos delictivos. La formación nacionalista ha acusado al tripartito de practicar una "guerra sucia" contra ellos, a lo que el PSC ha replicado que el líder de CiU, Artur Mas, debe "poner orden" a las finanzas de su partido.

El diputado de CiU Jordi Turull ha acusado al tripartito de haber organizado un "tribunal político" para "investigar a la oposición", lo cual tildó de "ejercicio de mccarthismo". Turull ha centrado su intervención en descalificar los trabajos de la comisión y ha rechazado todos los papeles que han salido a lo largo de sus sesiones y que señalaban que el ex presidente del Palau, Fèlix Millet, intermediaba comisiones del 4% que supuestamente iban a CDC. "Son documentos parciales, sacados de contexto". El diputado nacionalista, que ha insistido en que el tripartito "ha institucionalizado la guerra más sucia de hacer política", una vez más no se ha apartado del guión que ha seguido durante la comisión: afirmó que nadie ha probado esa supuesta financiación irregular y ha sacado la operación del hotel del Palau de la Música, que ha salpicado a cargos socialistas del Ayuntamiento de Barcelona.

Más información

Sin embargo, para el tripartito CiU trata de desviar la atención con esos asuntos, que las conclusiones consensuadas por PSC, ERC e ICV-EUiA -y que contó con la abstención de PP y Ciutadans- ya recogen. Así lo ha recordado el diputado republicano Pere Bosch, que ha señalado que su grupo municipal siempre se ha opuesto al proyecto del hotel y que el texto de conclusiones también incluye recomendaciones para que evitar que en un futuro se mejoren los cauces de control de la Intervención General sobre los consorcios públicos.

Bosch ha reconstruido el circuito por el que Fèlix Millet intermediaba, usando la estructura del Palau, entre el grupo Ferrovial y CDC, a la que ha acusado de tener "dependencia económica" de constructoras y grupos de presión de Madrid. Por estos trabajos, ha afirmado, Millet se embolsaba el 1,5% del importe, mientras que el 2,5% restante iba a la formación nacionalista. "¿Hubo financiación irregular de Convergència a través del Palau?. La respuesta es sí", ha espetado. Bosch ha afeado a Turull que, del mismo modo, el 2002 las aportaciones del Orfeó Català suponían el 20% de los presupuestos de la fundación Trias Fargas, cuyos convenios con el Palau están "llenos de irregularidades y anomalías".

El diputado socialista Jordi Terrades ha replicado a Turull que el relato del desvío de fondos y la presunta financiación irregular de la formación nacionalista no se lo ha inventado el tripartito, sino que está escrito en las agendas de Millet y su entorno en la entidad musical. "Todos los indicios y testimonios que han comparecido en la comisión apuntan a unas prácticas irregulares de financiación de la fundación Trias Fargas", ha afirmado. Terrades ha cerrado su intervención en el debate exigiendo al líder de CiU, Artur Mas, que "se explique y ponga orden en las finanzas de su partido" y que "comprometa su palabra" de que CDC no ha sido "cómplice del expolio del Palau". "Si la justicia así lo demuestra, deberá asumir responsabilidades políticas", ha remachado Terrades.

El ecosocialista Daniel Pi ha abundado en las vías por las que supuestamente CDC se nutrió de fondos del Palau: los cobros de Àngel Colom, los pagos irregulares del Palau a la Trias Fargas y el desvío de dinero de Ferrovial a la entidad vinculada a CDC y a empresas que hacían campañas electorales y que trabajaban para el partido que lidera Artur Mas. "La comisión ha recogido pruebas de hechos que pueden ser perseguidos penalmente", ha advertido Pi.

Más benévolo con CiU ha sido el diputado del PP Santiago Rodríguez, quien ha afirmado que "no se ha demostrado" que se hayan producido "adjudicaciones irregulares" de obra pública. Sin embargo, ha planteado algunas dudas que deja la comisión. Por ejemplo, las facturas que tres empresas de campañas electorales emitieron al Palau de la Música por trabajos que nunca hicieron y que, en cambio, eran proveedores habituales de CDC. Rodríguez también ha pedido responsabilidades al Gobierno catalán, en concreto al consejero Antoni Castells, por haber firmado unos convenios -los del hotel- sin "los correspondientes informes jurídicos y valorativos" y por la laxitud en el control del consorcio del Palau de la Música.

Ciutadans ha acusado a CiU de predicar que la comisión de investigación es "una conspiración galáctica" contra la formación y ha constatado de que hay "porcentajes que corresponden a comisiones" y que Àngel Colom cobró del Palau de la Música una cantidad que aún no ha devuelto.. "¿Quién debería decirle a Colom que fuera al Palau? Lo peor es que fue al Palau a buscar dinero y se lo dieron... Eso debe trasladarse también a la fiscalía", ha terciado el líder de Ciutadans, Albert Rivera.

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción