Moratinos pide al presidente de Burkina Faso que eche el resto para liberar a los rehenes españoles

La negativa de Mauritania a excarcelar a un terrorista atasca el secuestro que dura ya desde hace casi siete meses

El ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, pidió hoy por la mañana al presidente de Burkina Faso, Blaise Compaoré, que eche el resto para evitar que el secuestro de los dos voluntarios de la ONG catalana Barcelona Acció Solidària sea el más largo de cuantos ha perpetrado Al Qaeda en el Sahel.

El jefe de Estado burkinés recibió a Moratinos al margen de cumbre ministerial entre la Unión Europea y los países de África, del Caribe y del Pacífico que concluyó hoy en Uagadugú, según señaló en un comunicado de la presidencia de Burkina Faso.

La conversación entre Moratinos y Compaoré estuvo sobre todo dedicada a cómo desatascar el secuestro de Roque Pascual y Albert Vilalta que dura ya desde hace casi siete meses y es el segundo más largo de cuantos ha perpetrado la rama de Al Qaeda en el Sahel.

Un consejero mauritano del presidente Blaise jugó un papel clave en la liberación, en marzo, de Alicia Gámez que fue apresada en Mauritania, junto con los dos voluntarios varones, y trasladada por los terroristas al norte de Malí.

Este consejero, que no asistió a la audiencia de por encontrarse de viaje privado en Marruecos, no ha tenido, sin embargo, éxito en sus gestiones posteriores para liberar a Pascual y Vilalta.

Mokhtar Belmokhtar, el jefe argelino de la cuadrilla en cuyo poder están ambos, exige desde mayo la excarcelación del presunto terrorista mauritano Tagui Ould Youssef. Moratinos se la pidió, el 6 de junio en Nuakchot, al presidente de Mauritania, general Mohamed Ould Abdelaziz, pero éste la rechazó y mandó a sus ministros de Defensa y de Justicia que lo hicieran público.

Moratinos con el presidente de Burkina Faso.
Moratinos con el presidente de Burkina Faso.PRESIDENCIA DE BURKINA FASO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS