Un guardia civil entra en prisión por poner multas "falsas" a la ex novia de su hermano

La Audiencia Provincial de Cádiz le condenó a seis años de cárcel y tres de inhabilitación y el Gobierno le ha denegado el indulto

Arturo Germán Gilabert es un agente de la Guardia Civil que estaba adscrito al puesto de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) y que tendrá que ingresar hoy domingo en prisión. La Audiencia Provincial lo condenó en 2007 a seis años de cárcel y tres de inhabilitación por dos delitos de falsedad documental en documento oficial, al considerar que dos multas que puso en 2004 a la ex novia de su hermano eran falsas. El agente pidió el indulto al Consejo de Ministros, que se lo denegó. La mujer del condenado, Vicenta Sellés, ha asegurado que "han ido a por él" y ha calificado los hechos de "algo surrealista".

Sallés sostiene que su marido cuenta con una hoja de servicio "intacta, sin un correctivo ni un arresto". "Ha estado 20 años en el cuerpo de la Guardia Civil, trabajando para su país, se ha jugado la vida por los españoles y ahora le piden seis años de cárcel por dos multas de tráfico. Es vergonzoso, simplemente han ido a por él", ha sentenciado, indignada.

Más información

Una mujer y un hijo

Asimismo, ha lamentado "el calvario" que están pasando y que ahora se queda "sola" con su hijo, con 421 euros de ayuda familiar y teniendo encima una "enfermedad crónica que a raíz de todo esto ha empeorado". "A mi hijo le van a quitar a su padre, a sus padres -haciendo referencia a los progenitores del Guardia Civil- le van a quitar a su hijo y a mí me van a quitar a mi esposo. Me voy a quedar sola, con una enfermedad crónica que tengo. Me van a quitar una parte muy, muy querida de mi vida", ha dicho, visiblemente afectada.

La esposa del Guardia Civil condenado ha tildado el juicio celebrado en 2007 contra su marido "de vergüenza y bochornoso" y ha señalado que la ex novia del hermano "no presentó testigos ni pruebas y fue sin abogado". De hecho, ha afirmado que lo único que alegó es que hacía "muchos años" que no iba a Sanlúcar de Barrameda y no cogía por esa carretera, si bien no ha justificado ni siquiera con un papel el no haber estado en esas dos ocasiones que la multaron en otro sitio diferente.

Asimismo, ha manifestado que el indulto le iba ser concedido, "pero la Guardia Civil ha mandado una hoja lo más desfavorable posible", por lo que ha insistido en que "han ido a por él". Además, ha considerado desproporcionada la condena, ya que ha recordado que hay otro tipo de delitos, incluso de sangre, en donde las condenas son menores. Esta madre de familia, "indignada", ha pedido "justicia" para su marido, ya que "no ha cometido ningún delito, no ha matado ni violado, no ha traficado con drogas, no ha hecho nada, simplemente cumplir con su trabajo". "¿Qué Justicia hay en España?", se pregunta.

Lo más visto en...

Top 50