Alérgicos en alerta: el polen está por las nubes

Los niveles están muy altos y la previsión es que continúen así en los próximos días

El polen está complicando, y mucho, la vida de los alérgicos madrileños. Los niveles de gramíneas, olivo y plantago, las familias o especies que están ahora en pleno periodo de polinización, son hoy "muy altos", según datos de la Red Palinológica de la Comunidad de Madrid (Palinocam). Y lo peor es que la previsión no indica que el polen vaya a dar tregua. Para mañana, los niveles aparecen como "altos".

Las gramíneas (una gran familia botánica, con numerosas especies espontáneas que crecen en los terrenos cultivados y en los bordes de caminos, descampados o en céspedes regados de parques y jardines) han alcanzado hoy 336 granos de polen por metro cúbico de aire, con un máximo de 542 en Las Rozas y un mínimo de 11 en Collado Villalba. Se considera que el nivel es muy alto cuando supera los 157 granos. En el caso del olivo se ha llegado a 278 granos de polen por metro cúbico de aire, con un máximo de 448 en Getafe y un mínimo de 2 en Collado Villalba. Se considera nivel muy alto cuando pasa de 112.

La alergia al polen es el proceso alérgico que afecta a más madrileños. Se calcula que dos de cada 10 personas sufre alguno de los síntomas de la alergia al polen con mayor o menor gravedad. En el último Barómetro del Observatorio de Alimentación, Medio Ambiente y Salud (enero pasado), casi el 50% de las familias manifestó tener algún alérgico al polen entre sus miembros. Además, tres de cada cuatro asmáticos son positivos a los alergenos pulmonares más frecuentes, según la Consejería de Sanidad. Especialmente al polen de las gramíneas.

Los expertos ya habían alertado de que esta primavera iba a ser complicada para los alérgicos. De "intensa", la describió Javier Subiza, coordinador del Comité de Aerobiología de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología (SEAIC) en una rueda de prensa de marzo pasado, sobre todo para los alérgicos a las gramíneas. Los especialistas explican que aunque en septiembre, octubre y noviembre llovió menos que en años anteriores, el agua de diciembre, enero y febrero ha reverdecido los campos, lo que provoca concentraciones altas de pólenes de gramíneas en la zona seca de la península, es decir, la que comprende la Comunidad de Madrid (junto con Extremadura, Castilla-La Mancha y parte de Andalucía).

La red Palinocam tiene once captadores (tres en la capital) situados por toda la región que recogen los niveles de polen presentes en la atmósfera. La información se puede encontrar en Internet (www.madrid.org; donde también hay consejos para alérgicos al polen), en el servicio de información telefónica 902 545 900 o suscribiéndose a los envíos de avisos de polinización alta por SMS en el correo sanidadambiental.polen@salud.madrid.org.

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción