Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Suspendida la cumbre euromediterránea de Barcelona

La reunión de los países miembros de la Unión por el Mediterráneo era la última cita de la Presidencia española de la UE

Comprometidos por el Mediterráneo, artículo de Miguel Ángel Moratinos, Ahmed Aboul Gheit y Bernard Kouchner, ministros de Asuntos Exteriores de España, Egipto y Francia (04/03/10)

La cumbre de la Unión por el Mediterráneo (UPM), prevista para el próximo 7 de junio en Barcelona, en la que debían participar 43 jefes de Estado y de Gobierno, ha quedado suspendida hasta otoño, según han confirmado a EL PAÍS fuentes del Ministerio de Asuntos Exteriores. Francia y Egipto, copresidentes de la UPM, junto con España, anfitriona de la misma, han decidido posponerla, a la espera de que se puedan garantizar unos resultados mínimos.

El motivo oficial es dar tiempo a las conversaciones indirectas de paz entre israelíes y palestinos, las denominadas "negociaciones de proximidad", que se reanudaron de forma indirecta a principios de mayo bajo presión del enviado especial de EE UU a la región, George Mitchel. "Creemos que después del verano el proceso de paz puede haber avanzado y la cumbre de la UMP servir para que la comunidad internacional le dé un espaldarazo", han indicado las fuentes consultadas.

La de Barcelona era la última gran cumbre del semestre de la Presidencia española de la UE, tras la de América Latina y Caribe, celebrada esta semana en Madrid, y la de Estados Unidos, que también fue suspendida.

La UPM nació hace más de dos años, con especial impulso del presidente francés, Nicolas Sarkozy, y apoyo de Madrid y Bruselas, heredera del Proceso de Barcelona, foro de diálogo abierto en 1995 entre los países de la UE y sus vecinos de la ribera del Mediterráneo. La organización agrupa a los 27 mienbros comunitarios junto a 16 países del área sur del Mare Nostrum.