Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Saura anuncia ante el Parlament una reforma del plan Especial de Emergencias por Nevadas

El consejero de Política Territorial, Joaquim Nadal, admite que la información fue insuficiente

Treinta días después que Cataluña se sumiera en el caos por culpa de una nevada histórica, el consejero de Interior, Joan Saura, ha comparecido ante Parlament a dar unas explicaciones ya oídas en los días posteriores a la tormenta. A saber: la nevada fue excepcional, el gobierno puede mejorar en comunicación, pero actuó correctamente. La culpa mayor del caos, concluyen las argumentaciones, es de las compañías eléctricas. Con el discurso aprendido -y escrito, algo que no ha gustado a la oposición-, Saura no se ha salido de la línea oficial: "Todo el mundo reconoce que se trata de una nevada excepcional, la situación superó las previsiones-", ha iniciado, y por si había dudas sobre su actuación, ha deslizado que el Gobierno no debe estar preparado para inclemencias climatológicas que, por tradición, no le tocan: "Cataluña está preparada para emergencias propias de su clima, no de países nórdicos". Tampoco la actuación del Gobierno fue mala, ha dicho Saura, teniendo en cuenta "que el uno de abril Escocia e Irlanda del Norte estuvieron paralizadas por culpa de una nevada".

Sí ha habido novedad en las actuaciones del Gobierno para mejorar su actuación en caso de nevada, con una prioridad, que ha verbalizado Saura: "En siguientes situaciones excepcionales se hará mejor". La lección aprendida por el Gobierno comportará una mejora en el Pla Neucat. Inicialmente preparado para actuaciones sobre la red viaria, Saura ha concretado que el protocolo para nevadas debe incluir a aquellos servicios básicos que no dependen del Gobierno, sino de otros agentes. Básicamente, las compañías telefónicas y, sobretodo, las compañías eléctricas, señaladas como las grandes culpables tras dejar a 220.000 abonados en Girona sin luz, algunos de ellos durante más de una semana. "Está claro que no es suficiente la confianza en las compañías eléctricas y telefónicas", ha apostillado Saura.

Por lo demás, la defensa de la gestión se ha basado en un alud de datos - "durante la emergencia se movilizaron más de 13.000 efectivos, más de 2.100 vehículos, más de 100 quitanieves, 96 especialistas-, y en mirar al retrovisor, a la nevada de 2001 que comportó consecuencias similares con CiU en la Generalitat: "La gestión ha sido claramente mejor a las de 2001", ha sentenciado Saura.

"Usted se mantiene en la falta de reconocimiento del error", ha apuntado la diputada de CiU Elena Ribera, que ha afeado a Saura que su discurso no hubiera variado un ápice en las últimas semanas, con la situación normalizada. Sin embargo, tampoco CiU cambió sus tesis, centradas en la imprevisión del gobierno al estar Saura en Palma de Mallorca -tenía una reunión con otros consejeros- y del director general de Protección Civil, atrapado las primeras horas de la mañana en un tren en Manresa. La preocupación de CiU, ha concretado Ribera, es una: "¿Cataluña estaría preparada si la situación excepcional se repitiera hoy?".

El consejero Nadal ha comparecido esta tarde ante los diputados, con un tono más crítico que su compañero de Gobierno. Se ha felicitado por la gestión hecha por el día de la nevada, aunque ha reconocido, sin reparos, que la información dada fue muy mejorable, sobretodo para las personas que quedaron atrapadas en los trenes. "A nadie les arregla las siete horas que han estado en un tren y la información insuficiente que han tenido a lo largo de estas horas".