Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EU pide fallas ecológicas y un código de convivencia para la fiesta

La coalición pedirá también en las Cortes un informe del impacto ambiental de los monumentos

El diputado autonómico e integrante de Esquerra Unida del País Valencià (EUPC) Lluís Torró ha anunciado hoy que su grupo presentará una proposición no de ley en las Cortes en la que propondrá, entre otras iniciativas, que el Consell elabore un informe sobre el impacto ambiental de todas las "afecciones" producidas por las fiestas falleras, así como un estudio relativo a las "interferencias" de la fiesta en las actividades cotidianas de los ciudadanos que, además, "debe permitir confeccionar un código de convivencia entre los que participan en la fiesta y los que no lo hacen".

Torró explica en un comunicado que la proposición pedirá también la creación de un premio especial de las Cortes a la falla ecológica. Del mismo modo, la propuesta del grupo de izquierdas insta al Ayuntamiento de Valencia y a la Junta Central Fallera a introducir en los criterios de los premios de las Fallas, los de sostenibilidad y mantenimiento de la tradición artesana de la construcción de los monumentos y la innovación estética.

El representante de EUPV considera que es necesario prohibir el poliestireno plástico -corcho blanco-, "material sumamente contaminante", en todos los elementos de la falla que se quemarán, "estableciendo un corto período de transición para la adaptación de los artistas falleros y de las propias comisiones falleras a los materiales tradicionales, de menor impacto ambiental y sobre la salud, cuidando durante este periodo de transición la obligatoriedad del reciclado del corcho blanco en los talleres que lo utilizan".

El diputado autonómico destaca, además, que durante las fiestas falleras "la calidad de vida de las personas y el medio ambiente sufre importantes afecciones que se deben controlar y minimizar". En este sentido, apunta a la contaminación, desde la acústica hasta la química, pasando por la lumínica, el gasto energético y la generación de residuos sólidos. "Es la Administración la que debe velar por armonizar el derecho de la ciudadanía a su calidad de vida diaria con el respeto a quien desea participar activamente en estas fiestas falleras", subrayó Lluís Torró.