Así fue el secuestro de los cooperantes catalanes y la liberación de Alicia Gámez

EL PAÍS