Comienza la última etapa de adaptación a la TDT en Cataluña

Desde el miércoles no se podrá ver televisión en Barcelona si no se dispone de un codificador y de una instalación adecuada en la antena

Un total de 179 municipios catalanes, incluida la ciudad de Barcelona, afrontan desde mañana miércoles la última etapa de adaptación a la Televisión Digital Terrestre (TDT) en Cataluña. Para poder ver televisión será necesario contar con un adaptador y una instalación adecuada en la antena. El "apagón" final al sistema tradicional ocurrirá el 2 de abril.

El director de la Oficina Nacional de Transición a la TDT (ONT) del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, José Antonio Quintela, ha explicado que esta última etapa afecta a una población de 4,3 millones de ciudadanos. Territorialmente, estos están ubicados en Barcelona (la capital, L'Hospitalet, Santa Coloma de Gramenet y las comarcas del Baix Llobregat y el Vallès Occidental y Oriental), Lleida y Girona.

Más información
El CAC dice que el modelo de la TDT local es insostenible
Cuenta atrás para el apagón analógico definitivo
Cuenta atrás para el apagón analógico definitivo

Quintela ha advertido que el porcentaje de hogares adaptados a la TDT "nunca" será el 100%, ya que hay ciudadanos que no consumen televisión e igualmente "no piensan adaptarse a la TDT". Como cifra muestra ha recordado los primeros municipios en donde se apagó la señal en junio y que a día de hoy rayan el 96% de acceso a la TDT.

No obstante, el Ministerio ha previsto una "intensa" campaña de comunicción en los medios de comunicación locales y autonómicos, así como actuaciones de presencia en la mayoría de municipios con el Bus de la TDT que recorrerá 19 municipios-, puntos informativos móviles y actividades formativas en centros de personas mayores.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS