Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cataluña protegerá por ley los encierros

El tripartito vuelve a dividirse por el debate de los toros

Con menos focos pero con un nuevo debate apasionado, los toros han vuelto a centrar hoy el debate en el Parlamento catalán semanas después de que la mayoría de la cámara votara tramitar la prohibición de las corridas. La polémica hoy ha corrido a cargo de los correbous, los populares encierros con vaquillas con gran arraigo en el sur de Cataluña y que Convergència i Unió quiere ahora proteger y "blindar" mediante una ley autonómica.

La cámara catalana ha aceptado la tramitación de esta ley con los votos a favor de nacionalistas, socialistas, republicanos y populares y con los únicos votos contrarios de los doce diputados de Iniciativa per Catalunya. Los tres diputados del grupo mixto se han abstenido. El origen del conflicto viene de la Iniciativa Legislativa Popular que en diciembre fue apoyada por una mayoría de la cámara y que insta a modificar la ley de protección de los animales para prohibir los espectáculos taurinos con la muerte del animal. La iniciativa dividió el tripartito y especialmente los dos grupos mayoritarios de la cámara, el Partit dels Socialistes y Convergència i Unió.

Ahora los nacionalistas pretenden transmitir la imagen de que en ningún caso están en contra los festejos taurinos que tanto arraigo tienen en el sur de Cataluña, una zona que precisamente ha sido un tradicional granero de votos de la federación nacionalista. CiUha querido reforzar su punto de vista a pesar de que la iniciativa legislativa popular que se está tramitando ya deja claro que los correbous no pueden ser objeto de prohibición.

Lo que reclama CiU y que, por ahora tiene el apoyo de PSC, ERC y PP, es elevar a rango de ley el código de buenas prácticas que ya rigen los espectáculos taurinos sin muerte del animal. ICV se ha opuesto porque entiende que bastaría un reglamento como los existentes en otras comunidades autónomas. El debate ha sido más calmado que el de pasado diciembre, pero igualmente punzante.

"En mi pueblo decimos que sin vaquillas no hay fiesta y sin fiesta no hay pueblo" ha dicho el diputado nacionalista y alcalde de l'Ampolla, Francesc Sancho. Esquerra Republicana ha recogido el guante: "Hay que reforzar la tradicionalidad y la legalidad de las fiestas con bueyes", ha dicho la diputada Marta Cid. Y el PSC no ha querido ser menos: "Las fiestas con bueyes tienen apoyo social; hay que dar un nuevo paso en su regulación".

El PP ha defendido la propuesta de CiU, que ahora se tramitará en comisión como proyecto de ley, pero ha pedido respeto también para las corridas de toros. Albert Rivera, de Ciutadans, ha acusado a los impulsores de la iniciativa de querer lavar su conciencia con este proyecto de ley. "No se entiende que quieran prohibir una tradición [las corridas] y proteger otra [los encierros]", ha dicho mientras mostraba la imagen de un enmolat, un buey con fuego en los cuernos en una celebración típica de algunos pueblos de Tarragona.