El Gobierno aprueba el Registro Civil único que simplifica trámites y descarga a los jueces

Unifica las secciones temáticas y territoriales y el ciudadano podrá acceder a su ficha a través de la Red.- Caamaño: "Es un cambio de arriba a abajo"

El Gobierno ha puesto punto y final a un Registro Civil de hace 50 años. "Se trata de un cambio conceptual radical, de arriba a abajo", ha asegurado el ministro de Justicia, Francisco Caamaño, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. La principal característica del nuevo registro, cuyo anteproyecto se ha aprobado ayer, es la simplificación que permitirá que sea individual, electrónico, desjudicializado y que unificará las diversas secciones temáticas y territoriales que existían hasta ahora.

"Superamos el criterio de territorialidad. Cualquier declaración se podrá hacer en cualquier oficina", ha explicado Caamaño, para quien el modelo vigente desde 1957 pensaba más en los hechos que en los ciudadanos, mientras que ahora será al contrario.

Para la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández De la Vega, en el anteproyecto de ley del nuevo registro lo más destacable es que se tendrán disponibles los datos por Internet y dejarán de expedirse los libros de familia. "Deja de estar judicializado y será dependiente del Ministerio de Justicia, se descarga a los jueces para que puedan dedicarse exclusivamente a su labor", ha añadido De la Vega.

El registro individual se traduce en que se creará una ficha con todos los datos relacionados con el estado civil de cada persona y se asignará un "código de ciudadanía". "Será mucho más sencillo y más ágil en su funcionamiento para que cualquier ciudadano pueda saber sus datos; evitará la carga de tener que pedir certificación o dirigirse al Registro", ha explicado Caamaño.

El ministro ha destacado que actualmente existen 431 registros principales, 15 exclusivos con un juez y el resto con un juez y un secretario judicial, además de más de 7.000 juzgados de paz. En total "casi 8.000 puntos dispersos por nuestra geografía", que ahora se reducirán. "Todo ese conjunto de libros a hoy se han digitalizado", ha asegurado el titular de Justicia.

El ministro de Justicia, Francisco Caamaño, ha puesto fin a 50 años de Historia. El Ejecutivo creará un Registro Civil único y electrónico que unificará los más de 8.000 registros dispersos por toda la geografía nacional. Además, este trámite ya no dependerá de la judicatura. De esta forma, desaparecen los actuales documentos, como el Libro de Familia.AGENCIA ATLASundefined

Las claves del nuevo Registro

Se crea un registro electrónico único, con una base de datos común para toda España y se sustituye el Registro de hechos por un Registro Civil de personas.

Cada ciudadano tendrá una ficha personal única, donde constará todo su historial civil.

Con la inscripción de nacimiento se le asignará un Código Personal de Ciudadanía (CPC).

Los ciudadanos y las distintas Administraciones tendrán acceso telemático a los datos, y se podrán obtener certificaciones por Internet.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS