Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Lotería de Navidad deja una lluvia de millones en Madrid

El primer premio se vende en una administración de la calle Bravo Murillo, el segundo en Getafe y uno de los cuartos en Vallecas

La Lotería de Navidad ha dejado una lluvia de millones en Madrid. El gordo, el 78.294, ha caído en la administración número 146 de la capital, en la calle de Bravo Murillo. El millón correspondiente al segundo premio, el 53.152, se ha vendido en Getafe, una parte del tercero en la castiza Doña Manolita y uno de los cuartos, el 29.013, en Vallecas. La capital es la ciudad española en la que más veces ha caído el gordo del sorteo extraordinario con un total de 72.

El 'gordo', en Cuatro Caminos

El número 78.294, vendido íntegramente en la administración 146 de la calle de Bravo Murillo, ha sido agraciado con el primer premio dotado con tres millones de euros por serie. El premio ha sido cantado por las niñas Alicia Rodríguez y Yahaira Gonzaga a las 11.38, durante la séptima tabla del sorteo, al igual que el pasado año.

La dirección regional Centro del Grupo Marsans compró para sus empleados el número agraciado. Una empleada de la empresa lloraba. "El 78.294 es el número que compraron para las oficinas regionales de la Comunidad de Madrid. Está todo el mundo llamando para darnos la enhorabuena, pero la cuestión es que se ha repartido por todas las agencias".

Gema se debió de quedar descolgada. No puede abandonar su trabajo en la oficina de Viajes Marsans en la calle de Bravo Murillo 260, a pocos metros de la administración que ha vendido íntegramente el premio en Madrid. "No puedo abandonar el trabajo. Estoy sola en la oficina y no sé qué hacer", contesta al teléfono a los 10 minutos de salir premiado su número. "Me ha tocado, me ha tocado", dice emocionada. Ella y su compañero en la oficina habían comprado cada uno un décimo del número. "Todos los años compramos en la misma administración", dice Gema, que tiene que colgar porque no para de recibir llamadas en la oficina.

Mariano Martínez, de 38 años, y Julio Martín, de 56, son los dos empleados de Marsans que se encargaron de reservar el número. Lo cuenta Mariano, que trabaja en el Departamento de Servicios Regionales de la Región Madrid-Centro: "Mi jefe nos dijo a los dos que este año nos encargaríamos nosotros de la Lotería para la empresa", explica Mariano por teléfono desde Lanzarote donde pasaba unas vacaciones. "Eran mediados de noviembre y nosotros pensamos en la administración de Bravo Murillo a la que Marsans le ha comprado toda la vida. Llamamos por teléfono y la lotera nos dio a elegir entre tres o cuatro números. '¿Qué número os apetece?', nos preguntó. Julio dijo que el 78.294 era el que le parecía más bonito y así fue. Nos lo apartaron íntegro hasta el 15 de diciembre".

Mariano cuenta que los empleados de las oficinas de Madrid tenían que acercarse a la misma ventanilla a retirarlo. La división Madrid-Centro abarca a 200 oficinas de Marsans en la comunidad de Madrid, Castilla la Mancha -excepto Albacete-, Extremadura y Canarias. Los empleados de fuera de la capital lo podían reservar vía fax y la administración se encargaba de enviarles el décimo por mensajería, dice Mariano. "Me pillas con el subidón. Yo tenía un décimo. Me acaban de llamar para contármelo y no me lo creía. Debería estar ya en Madrid pero mi vuelo se canceló ayer. Estoy deseando volver para celebrarlo. Los compañeros me llaman para felicitarme y darme las gracias", dice Mariano que lleva ocho años trabajando en la empresa.

"Lo bueno es que el premio está muy repartido entre los empleados. Con los sueldos que tenemos lo normal es que la mayoría sólo hayan comprado uno o dos décimos".

Su compañero, Julio, que fue el que eligió el número, atiende al teléfono desde la oficina: "El mérito es de la administración que fue la que nos ofreció el número. Es a ellos a quien hay que darles las gracias. Lo importante es que ha tocado a gente que lo necesitaba".

"Ni siquiera éramos mileuristas, sino ochocientoeuristas", ha señalado a la prensa, Marta Holgado, trabajadora de 25 años del Departamento de Grupos de la Dirección Regional Centro, quien ha anunciado que con lo que recibirá por haber comprado el 78.294 va a pagar la hipoteca y adquirirá un coche, "ya que al viejo se le había roto el aire acondicionado".

Getafe, el segundo y un quinto

El segundo premio, el 53.152, ha sido distribuido íntegramente en El Trébol, una administración de Getafe que ha tenido la suerte de repartir también un quinto premio, el 51.972.

El lotero Antonio Platero, quien lleva más de dos décadas vendiendo lotería en esta localidad del sur de Madrid ha asegurado que esta vez los dos premios están "muy repartidos por todos los vecinos de la zona centro".

La suerte llega a Vallecas

De los cuartos, el 29.013 ha llevado 200.000 euros a la serie a la administración 285 de la calle Sierra del Cadí de Madrid, en el barrio de Vallecas.

A Antonio, el lotero que vendió una serie de este número agraciado en el popular barrio madrileño, la policía le ha indultado por aparcar mal.

Los quintos también han llegado a Madrid. Ha sido el caso del 43.802, vendido en la plaza de Ondarreta de Alcorcón y en la Calle Cartagena de la capital, en la administración 143 y el número 51.072, vendido íntegramente en la administración número 10 de Getafe. Además, la tradicional Doña Manolita, ha vendido varios de los números agraciados como el 10.104, tercer premio dotado con 500.000 euros a la serie.

Micropremios de CC OO

La lluvia de premios ha llegado a miles de trabajadores madrileños. El sindicato CC OO de Madrid ha repartido varios millones entre miles de empleados de diversas empresas. La organización ha distribuido 110 millones entre trabajadores que adquirieron pequeñas participaciones del segundo premio, el 53.152 vendido íntegramente en una administración de Getafe. Entre los beneficiados hay 1.200 empleados de la fábrica de cervezas Mahou.