Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Interior concede asilo a un negro albino de Malí

Es la primera vez que el Gobierno otorga el estatuto de refugiado a una persona de estas características

El Ministerio de Interior ha concedido el estatuto de refugiado a Abdoulaye Coulibaly, un negro albino de Malí que llegó a España huyendo de una posible muerte por el simbolismo mágico que tiene su color de piel en algunas culturas africanas, ha confirmado su abogada Rocío Cuéllar.

Coulibaly, de 22 años, solicitó asilo a España el pasado mes de abril tras llegar en cayuco a las costas de Tenerife. Su caso supone la primera vez que el Gobierno concede el estatuto de refugiado a una persona por el motivo de ser negro y albino y, además, de Malí, donde hasta ahora no se había constatado el peligro de muerte para estas personas como en otros países del continente africano, principalmente Tanzania y Burundi.

El asesinato de negros albinos con rituales de brujería "es una amenaza latente en toda África", ha asegurado Cuéllar. Fuentes de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) han comentado que en este momento está en trámite la solicitud de otra persona con las mismas características y que vive en Valencia. En el pasado ha habido cuatro o cinco solicitudes que no han llegado a prosperar, han concluido la CEAR.