Un centenar de personas piden la liberación de los tres cooperantes secuestrados

Un minuto de silencio roto, finalmente, por un sostenido aplauso. Alrededor de un centenar de personas han mostrado esta tarde en Barcelona de esta forma austera su solidaridad con los tres cooperantes catalanes secuestrados en Mauritania el pasado 29 de noviembre, que siguen en manos del grupo terrorista islamista Al Qaeda. Una forma austera y, sobre todo, discreta. Como discreto ha sido el comportamiento de la ONG Barcelona Acció Solidària, en cuya caravana por África viajaban los tres cautivos cuando fueron raptados, y de las autoridades, desde que ocurrió el secuestro.

"Queremos expresar nuestra solidaridad", ha dicho el alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, "con discreción, con silencio y con unidad", ha explicado al final de una concentración que se lleva a cabo por segunda vez. El consistorio pretende convocar cada miércoles a los ciudadanos en las escaleras de la plaza del Rei, aunque no está claro si el próximo miércoles, que será vigilia de Nochebuena, podrá hacerlo.

En la concentración de hoy han participado, además del alcalde, cuya esposa participó en la caravana solidaria, representantes de numerosas organizaciones de inmigrantes palestinos, pakistaníes y senegaleses, entre otros. También se han sumado el director de la Agencia Catalana de Cooperación, David Minoves, así como varios representantes municipales.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS