Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Diego López Garrido, imputado por prevaricación y malversación de caudales públicos

El secretario de Estado para la UE dio subvenciones a una fundación de la que fue patrono.- El socialista asegura que renunció cuando accedió al cargo

Un juez de Madrid ha admitido a trámite una querella por prevaricación administrativa y malversación de caudales públicos presentada contra el secretario de Estado para la Unión Europea, Diego López Garrido, por la concesión de subvenciones a la Fundación Alternativas, de la que fue patrono. El juez ha admitido a trámite la querella sin que el fiscal se hubiera pronunciado al respecto.

En un auto notificado hoy, el titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Madrid señala que la querella reúne los requisitos formales para ser admitida a trámite, ya que los hechos denunciados pudieran ser constitutivos de delito, y cita a López Garrido para que preste declaración como imputado el próximo 4 de diciembre.

La querella fue interpuesta por el Centro Jurídico Tomás Moro, que en su página web declara como objetivo "la defensa de los valores de la Familia, de la Vida y de la Libertad de los padres para elegir la Educación que desean para sus hijos" y que se ha personado en varias causas contra clínicas abortistas.

Los querellantes aseguran que el secretario de Estado concedió ayudas por importe de 60.000 euros y 18.000 euros a la Fundación Alternativas -próxima al PSOE y de la que fue patrono- y dicen que su actuación supone un conflicto con las reglas del Código de Buen Gobierno y una conculcación de las normas sobre incompatibilidades de los funcionarios de la Administrción Pública.

López Garrido ha asegurado a ELPAÍS.com que dimitió como patrono de la fundación inmediatamente después de haber tomado posesión de su cargo. Además, el secretario de Estado recuerda que los dos estudios encargados a la Fundación Alternativas están intimamente relacionados con la Unión Europea. Garrido, que ha eludido comentar el contenido de la querella hasta "ver los papeles" que le remita el juez, ha afirmado que está "absolutamente tranquilo" porque todo está "clarísimo".