EL PSOE denuncia a las Cortes valencianas por el bloqueo del escaño de Leire Pajín

El PP pospone más allá de febrero de 2010 la elección como senadora de la secretaria de Organización del PSOE

Madrid / Valencia - 10 nov 2009 - 16:42 UTC

Los socialistas no pararán hasta que no termine "el atropello democrático" que el PP a través de las Cortes Valencianas inflige desde hace seis meses a Leire Pajín, secretaria de Organización del PSOE, al impedir con distintas argucias que tome posesión de su escaño de senadora por Valencia como viene haciéndose en España desde hace 30 años. Así, el PSOE ha decidido que hoy los grupos parlamentarios socialistas de todos sus parlamentos autonómicos presenten una proposición no de ley en sus respectivas cámaras de representación para que se dirijan a la presidenta de las Cortes Valencianas, con copia al Presidente del Senado, Javier Rojo, con la exigencia de que termine el bloqueo. Rojo, por su parte, ya se ha dirigido a la presidenta de las Cortes Valencianas, del PP, para que deshaga este nudo pero no lo ha hecho. Esta es la iniciativa que el PSOE tenía prevista por si se confirmaban la peor de sus sospechas. En efecto, la Junta de Portavoces de las Cortes Valencianas, ha decidido posponer hasta el nuevo período de sesiones, es decir a febrero del próximo año, el debate sobre la designación de senadores.

Más información

Lo cierto es que los populares practican esta obstrucción desde hace seis meses y no hay horizonte para su resolución ya que el PP hace uso de su mayoría absoluta para bloquear una y otra vez la elección como senadora de la número tres del PSOE. A Pajín le corresponde el escaño, por criterios de proporcionalidad, en sustitución de un compañero de partido que se presentó a las elecciones para el Parlamento Europeo. "Esto supone una alteración sin precedentes en las reglas de lealtad y juego limpio democrático que rigen los acuerdos parlamentarios, sea cual sea su ámbito territorial", señala la moción.

"La inactividad de la Cámara Valenciana supone, además, un acto muy grave de deslealtad institucional entre la Cámara Valenciana y el Senado, y entre la Cámara Valenciana y el resto de Cámaras autonómicas, que realizan en tiempo y forma la designación de senadores autonómicos, con respeto a los procedimientos legales establecidos y al principio de proporcionalidad, sea cual sea el signo político del senador y sin utilizar abusivamente las distintas mayorías parlamentarias como instrumento político", continúa el texto que se someterá a votación. Como es obvio sólo saldrá adelante en los Parlamentos donde el PSOE tiene mayoría ya que se supone que allí dónde el PP tenga mayoría no lo aprobará.

Los parlamentarios socialistas piden que "por respeto a la autonomía de funcionamiento que debe presidir las relaciones entre las distintas Cámaras autonómicas, no pueden ni ignorar ni dejar de denunciar cualquier intento de chantaje democrático que se produzca". Asimismo, la moción pide que "se respete el principio de representación territorial del Senado y el respeto y autonomía de todas las fuerzas políticas para la designación de sus senadores autonómicos sin que ninguna mayoría política pueda vulnerar esta cuestión.". Si se aprueba, los parlamentarios de cada parlamento piden al presidente su Cámara Autonómica que traslade esta resolución a la presidenta de la Cámara Autonómica Valenciana, y a la Presidencia del Senado. La mayoría de los dirigentes del PP, desde Javier Arenas hasta María Dolores de Cospedal, son senadores sin la menor discusión, sólo por el cupo autonómico que corresponde a los populares

Pajín, senadora más allá de febrero

El PP ha impuesto hoy en la junta de portavoces de las Cortes Valencianas que el pleno para la designación de la secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín, como senadora autonómica se acuerde en el próximo periodo de sesiones del Parlamento autonómico. Eso quiere decir que Pajín, sometida a boicot por parte del PP, no podrá ser elegida antes del próximo mes de febrero.

Sin embargo, el nuevo portavoz del PP en las Cortes Valencianas, el también consejero de Inmigración Rafael Blasco, atribuyó todo el retraso a los propios socialistas, que no habrían sabido hacer encajar su propuesta de manera reglamentaria. "Que quede claro que no se elige por voluntad exclusiva del PP", dijo al respecto el portavoz socialista, Ángel Luna, que vio rechazada por enésima vez su petición de convocar el pleno. Por su parte, el portavoz de Compromís pel País Valencià, Enric Morera, señaló que la actitud del PP "vulnera la lógica institucional".

Lo más visto en...

Top 50