Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Registro judicial en el piso palacio de Matas en Palma

Los agentes también registran otro piso en Madrid.- El ex presidente balear es investigado porque ha podido incurrir en un enriquecimiento patrimonial irregular

Agentes de la Guardia Civil y del grupo de delincuencia económica de la Policía Nacional han registrado este viernes el piso palacio de Palma del ex presidente de Baleares y ex ministro de José María Aznar Jaume Matas, imputado por presunta corrupción en relación con el caso Palma Arena (el velódromo que costó más del doble de lo previsto) y la compra y decoración de este palacio. Por la mañana, habían registrado la vivienda de Matas en Madrid, según ha comunicado el Tribunal Superior de Justicia de Baleares.

Una vez finalizada la inspección, que ha durado algo más de cinco horas, el abogado de Matas, Rafael Perera, ha confirmado que los agentes "han revisado todas las habitaciones" del piso palacio y que se "han examinado muchos documentos", algunos de los cuales, "los ha retenido el juez". En el registro han participado el juez que instruye el caso, José Castro, y dos fiscales anticorrupción, así como un arquitecto experto en peritaje judicial, Rafael Balaguer, para valorar los cuadros y las obras de arte.

Los fiscales Juan Carrau y Pedro Horrach, especialistas en los casos de corrupción en Baleares, han acumulado indicios para acusar a Jaume Matas de un supuesto delito de cohecho impropio, por posible recepción de regalos obtenidos a través de la compra y reforma de su palacete de Palma, de 625 metros cuadrados, que Hacienda valora en 2,47 millones de euros. En 2006, cuando Matas era presidente de Baleares, pagó 990.000 euros, un "precio manifiestamente inferior al de mercado", por dicha mansión. La fiscalía calculó así que la supuesta dádiva fue de 1.527.550 euros.

Hasta ahora, toda la información sobre el patrimonio de Matas se basaba en referencias indirectas: interrogatorios a decoradores, vendedores y albañiles. Por lo tanto con el registro ha sido la primera vez que los agentes han podido hacer inventario del interior del palacio. Se desconoce, por ejemplo, cuántas obras de arte cuelgan de la mansión.

La Guardia Civil documentó que Maite Areal, esposa de Jaume Matas, gastó 70.000 euros en metálico en cuatro meses en la adquisición, entre otras piezas, de un reloj Cartier de 12.894 euros o un Rolex con brillantes y esfera de nácar de 23.000 euros. Con dinero líquido, en billetes, se pagaron menaje, obras y muebles y cortinas. En detalles del interior de la vivienda, los Matas se gastaron medio millón.

Matas, que actualmente reside en Estados Unidos, está citado como imputado en el caso Palma Arena para declarar ante el juez el 23 de marzo de 2010. La última etapa de Matas como gobernante de Baleares está enturbiada por los escándalos que investiga la Justicia, y que han dado lugar ya a cinco sentencias: cuatro ex altos cargos del PP han sido condenados a penas de cárcel. Quince políticos baleares fueron detenidos desde 2007 y cuatro consejerías del Gobierno Matas están bajo la lupa de la Fiscalía Anticorrupción. Más de una docena de dirigentes y ejecutivos gubernamentales (entre ellos dos consejeros) se hallan imputados.