Tribuna:
Tribuna
Artículos estrictamente de opinión que responden al estilo propio del autor. Estos textos de opinión han de basarse en datos verificados y ser respetuosos con las personas aunque se critiquen sus actos. Todas las tribunas de opinión de personas ajenas a la Redacción de EL PAÍS llevarán, tras la última línea, un pie de autor —por conocido que éste sea— donde se indique el cargo, título, militancia política (en su caso) u ocupación principal, o la que esté o estuvo relacionada con el tema abordado

A Sabino Fernández Campo, Conde de Latores

Como es sabido, fui sucesor de Sabino Fernández Campo, Conde de Latores. Durante diez años ejercí las funciones que él desempeñó como Jefe de la Casa de Su Majestad. En ocasiones y en numerosas circunstancias me he preguntado sobre muchos aspectos de su personalidad de la que tanto se ha escrito y a la que se le han dedicado muchas semblanzas y una biografía. No es el momento, al menos para mí, de añadir nada nuevo sobre su personalidad sino dedicarle unas palabras de despedida sinceras y afectuosas.

No fue fácil ,Sabino, sucederte como Jefe de la Casa .Tu aportación como Secretario General de la Casa junto al Marqués de Mondéjar, durante trece años, fue muy importante para el buen desarrollo de la Monarquía Constitucional restaurada y la joven democracia que en España se implantaba.

Más información
Muere Sabino Fernández Campo, fiel consejero del Rey durante el 23-F
"Un gran servidor de España que ha defendido la democracia y la libertad"
Un hombre de Estado

En ese difícil periodo tuvisteis un papel relevante y tu buen criterio, sentido común, coraje y patriotismo ayudó en mucho a que Su Majestad el Rey hiciera frente al intento de ruptura del orden constitucional y salvara el régimen democrático amenazado por el golpe del 23 de Febrero.

Más tarde te hiciste cargo de la Jefatura de la Casa durante tres años y desde esa posición seguiste prestando grandes servicios a la Corona, a la Familia Real y, en definitiva, a España.

Tu labor fue eficaz y grande y en tantas y tantas delicadas tareas que tuviste que cumplir me dejaste una difícil, magnifica y honrosa continuidad. Aprendí mucho de tu legado y de quienes te rodearon y a mí me apoyaron y también valoré tu respeto al trabajo que desempeñé en la Casa en tu antigua responsabilidad. Siempre te agradecí tu respeto.

Gracias Sabino.

Fernando de Almansa sustituyó a Sabino Fernández Campo al frente de la Casa del Rey, cargo que ocupó hasta diciembre de 2002, cuando el Rey nombró al diplomático Alberto Aza.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS