El pirata seguirá en un centro de menores hasta que Pedraz tome una decisión

El juez de Menores devuelve el caso del joven somalí a la Audiencia Nacional por ser mayor de edad

El juez de guardia de la Audiencia Nacional, Fernando Andreu, ha prorrogado la custodia del pirata detenido por el secuestro del barco español Alakrana, a cargo del Grupo de Menores de la Policía (GRUME), que lo trasladarán al centro de internamiento en régimen cerrado hasta que el juez Santiago Pedraz, que lo dejó en libertad hace dos días, decida sobre su situación.

El magistrado de la Audiencia Nacional, que se encuentra de guardia esta semana, ha ordenado además que el joven somalí Cabdiwel Cabdullahi, Abdu Willy, sea puesto mañana a disposición de Pedraz, que, según han señalado fuentes jurídicas, tiene previsto remitir al Instituto Toxicológico todas las pruebas realizadas. El objetivo de juez es contrastar las pruebas para que se emita un informe definitivo sobre la edad del somalí, tras lo que decidirá sobre la situación del joven.

Más información

Andreu lo ha decidido así después de que esta mañana el Juez Central de Menores, José Luis de Castro, se haya inhibido en favor del Juzgado Central de Guardia y haya encargado al GRUME la custodia y traslado del somalí, y tras la celebración de una vista en la que los fiscales le han presentado los resultados de las últimas pruebas médicas realizadas ayer al joven.

"Suficientemente acreditado" que es mayor de edad

En el auto de inhibición, De Castro sostiene que tras escuchar al médico radiólogo que hizo las pruebas, "ha quedado suficientemente acreditado" que todas las pruebas radiológicas realizadas ayer a Abdu Willy indican que "la edad del citado se sitúa por encima de los 18 años".

La semana pasada el juez Baltasar Garzón -que sustituía a Pedraz- ordenó su ingreso en prisión después de haberle practicado una radiografía de la muñeca en el hospital de La Paz que determinó que tenía alrededor de 19 años, si bien supeditó su decisión a practicarle otros exámenes médicos. Los resultados de esas nuevas pruebas son los que llevaron a Pedraz a ordenar la inmediata puesta en libertad del joven hace dos días, ya que concluían que tiene "al menos una edad mínima de 17 años", lo que llevó a la Fiscalía de la Audiencia Nacional a ordenar su ingreso en un centro de protección de menores, donde durmió la noche del pasado martes.

Pero el "peregrinaje" del somalí por distintos centros y órganos judiciales no terminó ahí, ya que el Ministerio Público lo internó ayer en un centro de menores en régimen cerrado a la espera de que se le realizaran las últimas pruebas para determinar su edad.

Abdu Willy, al que se le imputan un delito de asociación ilícita, 36 de detención ilegal y uno de robo con violencia y uso de armas, fue detenido el 4 de octubre, dos días después del secuestro del Alakrana, cuando la tripulación de la fragata española Canarias, que actúa en el Índico en marco de la operación europea de patrulla Atalanta, se percató de que un esquife abandonaba el atunero español y le apresó junto a Raagegesey Adji Haman.

El pirata somalí Abdu Willy (con la cabeza cubierta), a su llegada a la Fiscalía de Menores.
El pirata somalí Abdu Willy (con la cabeza cubierta), a su llegada a la Fiscalía de Menores.EFE

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50