Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Larrañaga llega a España para cumplir el resto de su condena

El preso hispano-filipino cumplía cadena perpetua en Manila por un doble asesinato - Ha sido trasladado a la cárcel de Soto

El preso hispano-filipino Francisco Larrañaga ha llegado a las 23.34 horas de este martes a la terminal T2 del Aeropuerto de Madrid Barajas para cumplir en España el resto de la condena a cadena perpetua impuesta en Filipinas por secuestro, violación y asesinato de dos hermanas en 1997.

Nada más bajarse del avión, procedente de Manila, y con escala en Ámsterdam, el preso se ha encontrado entre otras personas con su tía Tota Cardona, su prima Maisha Ortoll, y su abogado, Javier Viada, además de con el diputado socialista por Navarra Juan Moscoso, quien en los últimos años ha estado muy implicado en las gestiones diplomáticas a favor del traslado de Larrañaga.

El preso ha sido conducido a la comisaría de la Policía Nacional en la terminal T4, donde se ha reunido con sus familiares antes de ser trasladado a la prisión de Soto del Real en Madrid.

Larrañaga, de padre español y madre filipina y que siempre ha defendido su inocencia, fue declarado culpable por primera vez en 1999 y cinco años después, el Tribunal Supremo de Filipinas le condenó a muerte, aunque tras la abolición de la pena capital en el país asiático en 2006, ésta fue conmutada por cadena perpetua, equivalente a 40 años de prisión de cumplimiento efectivo.

"Colaboración eficaz" entre gobiernos

El ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, ha agradecido este martes al Gobierno de Filipinas su "eficaz" colaboración para hacer realidad el traslado a España del preso.

Moratinos ha valorado el esfuerzo hecho por la presidenta filipina, Gloria Macapagal, y por los Ministerios de Asuntos Exteriores y Justicia del país asiático para que Larrañaga pudiera salir del país en virtud del acuerdo recíproco de cumplimiento de condena en el país de origen del preso.

El abogado de Larrañaga, el catalán Javier Viada, espera que la Justicia española reduzca la pena del joven y se ha mostrado "muy optimista y esperanzado" en que la Audiencia Nacional recorte la condena que cumplirá en territorio español y en que reciba un trato "más humano" que en Filipinas.

En declaraciones a los periodistas en la puerta de la comisaría de policía de la T-4 de Barajas, donde esperaba a reunirse con Larrañaga, Viada ha explicado que su objetivo es que esté el menor tiempo posible en prisión y que pueda ser integrado cuanto antes en un tercer grado.

Sin embargo, ha recordado que el tratado firmado entre España y Filipinas sobre personas condenadas y cumplimientos de penas prohíbe cualquier remisión de condena. "El único que podría conceder un indulto que rebajase la pena sería Filipinas", ha destacado.