Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 25% de los conductores no respeta los pasos de peatones

Casi 500 personas mueren cada año por accidentes laborales de tráfico.- Uno de cada cuatro españoles ha tenido un accidente grave de circulación en su entorno familiar

Los accidentes de tráfico representan una realidad poliédrica. Cada una de sus caras da cuenta del drama sobre el asfalto. Hoy se han hecho públicos tres informes que dejan constancia ello. El primero, relativo a los accidentes laborales y el tráfico, que desvela cómo cada año cerca de 500 personas, casi el 40% del total de víctimas mortales en el trabajo, fallecen en la carretera. La Fundación Mapfre ha presentado hoy un programa para intentar reducir los cerca de 90.000 siniestros de este tipo que se producen cada año en España. Los empleados de las empresas inscritas podrán acceder a un curso de seguridad vial en el trabajo a través de Internet. Durante la presentación de esta iniciativa, el director de Tráfico, Pere Navarro, alertó sobre el aumento de los accidentes de tráfico de las furgonetas, que, según dijo, han aumentado un 25%.

Por su parte, el Real Automóvil Club de España (Race) ha puesto la lupa sobre la siniestralidad de los peatones. Los resultados de este estudio alertan tanto del comportamiento de los viandantes como del de los automovilistas. Por un lado un cuarto de los conductores nunca respetan la prioridad de paso de los peatones, y por otro, el 43% de los viandantes fallecidos cruzaban por lugares inapropiados.

Habitante de una ciudad, que pasea por la tarde o por la noche, mayor de 64 años y que cruza fuera de los pasos de peatones. Este es el perfil clásico de los más de 8.000 viandantes que mueren cada año atropellados en Europa. La combinación entre quienes atraviesan las calles alejados de los pasos habilitados (el 43% de las víctimas) y los conductores que no respetan estos espacios (el 25%) sitúan a España en el segundo país con mayor número de peatones fallecidos por millón de habitantes, sólo superada por Eslovenia. Además, España es el primer Estado europeo con más víctimas mortales por cruzar fuera de los pasos regulados, seguido de Holanda.

El informe destaca que el mayor riesgo para los peatones se produce en la ciudad, dado que el 52% de los fallecidos son atropellados en travesía y zonas urbanas. Del total de víctimas mortales en accidente de tráfico en ciudad, casi la mitad, un 41%, fueron peatones atropellados.

Grupos de riesgo

Por edades, los mayores de 65 años constituyen el grupo de mayor riesgo, al alcanzar el 41% sobre el total. En cuanto a los tramos horarios en los que suceden más atropellos mortales, destacan la noche y el atardecer, hasta alcanzar a un 53% de los accidentes mortales con víctimas. El análisis señala que la infracción más común es cruzar la vía fuera de los pasos señalizados. Además, del total de fallecidos entre 0 y 14 años en la ciudad por accidente de tráfico, el 73% es debido a un atropello.

En relación al comportamiento del conductor, estos se muestran más respetuosos con la preferencia del peatón en el caso de los peatones menores de 12 años y los viandantes mayores de 65 años.

Por área geográfica, las ciudades con mayor número de conductores respetuosos con los peatones ante un paso de peatones son A Coruña, Oviedo, Albacete y Santander, mientras que las ciudades con mayor número de conductores que no respetaba la frecuencia de paso de los peatones, ante el paso de peatones fueron Murcia y Granada.

El drama de las víctimas

Todas las víctimas recalcan cuando exponen su experiencia que después de un accidente de tráfico la vida nunca vuelve a ser igual. Ni para él o ella ni para su entorno. En este terreno se ha internado la asociación Stop Accidentes y la fundación Seguros Lagun Aro, con un estudio realizado por profesores de la Universidad Autónoma de Barcelona.

Las principales conclusiones del informe señalan que uno de cada cuatro españoles ha tenido un accidente grave de tráfico en su entorno familiar, que el 42% de los accidentados no puede incorporarse al trabajo en condiciones normales, que las lesiones psicológicas duran una media de tres años y las físicas dos y medio y que el 23% de las personas que han sufrido un accidente de tráfico tiene miedo a conducir. Por otra parte, el proceso judicial y la asistencia psicológica son los aspectos peor valorados por las víctimas de accidentes de tráfico y sus familiares.