Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

CiU sostiene que Barcelona no puede ser "la ciudad del sexo"

El líder municipal del PP pide más policía durante todo el año

"Esto es una catástrofe". La frase fue repetida milimétricamente por el líder municipal de CiU en Barcelona, Xavier Trias, y el del PP, Alberto Fernández, sobre los hechos que reflejan los fotografías publicadas hoy por El País. Pero más allá de una primera coincidencia en la condena de los hechos y de "quienes los permiten", hay también discrepancia entre los dos partidos de la oposición.

Trias se ofreció al alcalde de Barcelona para "resolver el problema" ya sea por la vía de la aplicación de la ordenanza municipal, ya sea por la reforma de la misma. Fernández, en cambio, cree que la responsabilidad de lo que ocurre en Barcelona es tanto del alcalde, Jordi Hereu, como de Trias, ya que CiU votó la ordenanza cívica vigente en Barcelona.

"Hemos dicho muchas veces a Hereu que la ciudad no se para en verano, que no puede ser que la plantilla de la Guardia Urbana se reduzca en estos meses al 40% de sus efectivos. Así no hay manera. La propia Guardia Urbana nos dice que no pueden hacer nada para resolver la situación", afirmó Trias. El responsable de ello, añadió, es el equipo de gobierno en general y el alcalde, en particular, que "está despistado y mira siempre hacia otra parte. Parece que le dé vergüenza aplicar las normas cívicas. Pues debe hacerlo, porque Barcelona no puede dar esta imagen al mundo, no puede ser la ciudad del sexo".

Alberto Fernández también cree que falta Guardia Urbana, pero no sólo en verano, sino durante todo el año. Falta, dijo, unos mil agentes. Y la plantilla de Mossos d'Esquadra debe ser ampliada. Fernández recordó que Joan Clos, cuando era alcalde, cifró las necesidades de mossos en Barcelona en 4.000 agentes. Y añadió: "Hay unos 2.500 mossos y, además, están mal mandados".