El Congreso pide a Irán que cese la represión e investigue las elecciones

La Cámara Baja expresa su "honda preocupación" por el aumento de la "tensión" y "violencia" en la República Islámica y lamenta la pérdida de "vidas inocentes"

El Congreso de los Diputados ha pedido hoy al Gobierno de Irán que cese la represión contra la población civil de ese país tras los "gravísimos sucesos" desencadenados tras las elecciones presidenciales, y solicita a las autoridades del país que investiguen la limpieza del proceso electoral. La Cámara Baja se ha pronunciado a través de una declaración institucional consensuada entre todos los grupos parlamentarios y leída al final del pleno por el presidente del Congreso, José Bono.

En el documento, la institución hace constar su "honda preocupación" por el aumento de la "tensión" en Irán y la "violencia" en sus calles, lamentando especialmente la pérdida de "vidas inocentes" debido a la represión. "Las manifestaciones pacíficas de los partidarios de los candidatos derrotados fueron duramente reprimidas mientras se permitía la intimidación violenta por parte de los seguidores del teórico vencedor", remarca el documento, donde se dice además que estos "penosos sucesos" se han saldado con decenas de víctimas.

Más información

Recuerda el Parlamento que estos hechos obedecen a la proclamación de Mahmud Ahmadineyad como presidente del país, la cual suscitó abundantes denuncias sobre la transparencia electoral, tanto por los otros candidatos como por la comunidad internacional. En consecuencia, el Congreso "solicita a las autoridades iraníes, desde el respeto a su soberanía y a su ordenamiento, la apertura de una investigación que garantice "la pulcritud del proceso electoral" y la "legitimidad de sus resultados".

También insta la Cámara Baja a las autoridades del país "a garantizar el respeto a los derechos de los ciudadanos iraníes, en especial la libertad de expresión, reunión y manifestación, así como de información y circulación".

Respecto a las prácticas represivas, además de solicitar la "inmediata" puesta en libertad de los opositores detenidos, pide al Gobierno que cese la represión contra la población civil y "se abstenga de culpabilizar de sus problemas internos a países extranjeros".

En el último punto de su declaración, el Congreso "se compromete a mantener en todo momento la coordinación y la solidaridad con nuestros socios y aliados en aras de la estabilidad internacional y las garantías para la población civil".

La declaración institucional ha sido acogida con un fuerte aplauso por parte de toda la Cámara.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50