Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Debate sobre el estado de la nación

CiU plantea una moción de censura y el PNV advierte de que no hará concesiones

Duran i Lleida acusa al presidente del Gobierno de "falta de constancia y coherencia" en sus compromisos con Cataluña.- Erkoreka escenifica el alejamiento de los nacionalistas vascos tras la investidura de Patxi López como 'lehendakari'

El portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran Lleida, ha planteado su intervención en el debate sobre el estado de la nación como una "moción de censura" al jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, a quien acusó de pactar en Cataluña con ERC e ICV y en el País Vasco con el PP sólo "por el poder", y para mantenerlo y ser reelegido "escondió durante meses" la grave crisis económica que padece el país.

En su intervención inicial, Duran reprochó al presidente del Gobierno que haya dejado atrás dos activos "relevantes" de la anterior legislatura: el "talante" y la "España plural" para dar paso a la "uniformización". "Nuestro balance es negativo", dijo el portavoz de CiU al referirse a los contenidos de su intervención, de los que destacó no estar centrados en un simple balance o análisis, sino, de hecho, de una "moción de censura". Su conclusión es que "el país no está bien gobernado", demandó una "reforma laboral" y aseguró que, si los agentes sociales no se ponen de acuerdo, el Gobierno no debe rehuir su responsabilidad y adoptar medidas para que "haya menos despedidos, más contratos y más estables".

Respecto a la relación del Ejecutivo de Zapatero con Cataluña, Duran indicó que una de las grandes decepciones es "la falta de constancia y coherencia" por parte del presidente del Gobierno, por lo que tildó de "muy difícil tomar en serio" sus compromisos. "Usted dio su palabra a Catalunya en todo lo que dice y representa el Estatuto y ha faltado a su palabra", que además solicitó a Rajoy que deje de utilizar la financiación de Cataluña y la lengua para captar votos en el resto de España.

En su réplica, Zapatero aseguró que a él también le gustaría lograr "el máximo número de acuerdos" ante la crisis, como pidió Duran, pero que el escenario hoy es "más complicado" para conseguir un gran pacto de Estado. El jefe del Ejecutivo respondió además a las críticas de CiU sobre su falta de coherencia con Cataluña, asegurando que ha afrontado los "tres grandes problemas estructurales" de Catalunya: la financiación, las infraestructuras y el reconocimiento de su identidad. Y que este mismo año "espera" colmar "en gran medida" las "aspiraciones más intensas de autogobierno, modernización y desarrollo de Cataluña". Según Zapatero, la financiación que obtendrá Cataluña del nuevo sistema será "la mejor de la historia", con "mucha diferencia" sobre la vigente, ya que por primera vez va a estar por encima de la media de España.

Alejamiento del PNV

El debate del portavoz del PNV en el Congreso, Josu Erkoreka, ha sido uno de los más duros del día, escenificando así el alejamiento entre PSOE y PNV, producto del reciente cambio de Gobierno en el País Vasco y la alianza de socialistas y populares para convertir a Patxi López en lehendakari. Erkoreka ha advertido a Zapatero de que su grupo no hará concesiones al Gobierno, salvo las "estrictamente indispensables", y le ha acusado de "engañar" a todos "jugando al mismo tiempo partidas diferentes con barajas distintas".

Según Erkoreka, el PNV prestará sus votos para respaldar iniciativas "serias" contra la crisis, pero no hará el juego a uno solo de los "excesos propagadísticos" del Ejecutivo, a la vez que vigilará que las políticas del Gobierno en Euskadi no "quebranten aún más el ya maltrecho autogobierno vasco".

Respecto a la situación económica, Erkoreka comparó a Zapatero con un piloto "despistado" y le preguntó adónde y con quién va en el actual momento. El dirigente nacionalista vasco advirtió al presidente de que el PNV no va a permitir que desde el Gobierno se sigan "falseando" las cifras económicas", dejándole claro que será "muy crítico" con las campañas publicitarias impulsadas por el Ejecutivo para falsear la realidad o transmitir una imagen "engañosa" de la situación.

En su respuesta a los ataques de Erkoreka, Zapatero ha atribuido el "excepcional" pacto que han firmado socialistas y populares en el País Vasco a la "excepcional" situación creada por el ex lehendakari Juan José Ibarretxe, asegurando que, no obstante, tiene su mano tendida al PNV.

Giro a la izquierda

La primera jornada del debate concluyó con las intervenciones de los representantes de ERC, Joan Ridao, IU, Gaspar Llamazares, e ICV, Joan Herrera. El primero afirmó que Zapatero se encuentra "solo" en el Parlamento y agregó que "lo tiene merecido" por su política de "improvisación", por "ser un diletante" y por "no cumplir sus compromisos". Así, Ridao tachó a Zapatero de "prestidigitador", "equilibrista nato" y "alquimista", y cree que "no hay nada que le hiele la sonrisa". Al mismo tiempo, le acusó de no tener "relato" frente a la crisis", más allá de su "optimismo excesivo". "No es capaz de planificar más allá de un trimestre", aseveró.

Por su parte, el diputado de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, tendió hoy su mano al presidente del Gobierno para girar a la izquierda, al tiempo que rechazó las medidas anunciadas por éste al inicio del debate, sobre todo los "regalos" fiscales. "Esperábamos que Zapatero hiciese una propuesta de giro a la izquierda. No ha sido así. Nuestra mano está tendida para una propuesta de giro a la izquierda", destacó Llamazares durante su intervención. En su réplica, el presidente aseguró que a él el único giro que le "cabe en la cabeza" es precisamente hacia la izquierda, y añadió que su Gobierno se caracteriza por tener un "DNI progresista".

Por su parte, el portavoz de ICV, Joan Herrera, condicionó también su apoyo al Ejecutivo a que éste de un giro a la izquierda y a que abandone la política "de cheques" por otras que, por ejemplo, impliquen reformas fiscales que incrementen los impuestos a los que "más tienen". En su respuesta, Zapatero defendió la "clara" visión progresista de las once propuestas económicas que anunció en su discurso inicial.