Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barcelona pierde 600 bicicletas del 'bicing' al año por vandalismo y robo

Se trata del 10% del total del parque de bicicletas públicas de la ciudad

El parque de bicicletas públicas de Barcelona sufre cada año unas 600 bajas por culpa del vandalismo y del robo. Esto supone el 10% del total, algo más de 6.000 bicicletas, que se tienen que reponer. Un número considerado muy alto por los responsables municipales que han decidido que la Guardia Urbana se implique directamente en el asunto. A partir del lunes próximo, los agentes de la policía municipal aplicarán la ordenanza de civismo a quien haga un uso indebido de las bicicletas y las sanciones serán de hasta 701 euros.

Hay días, además, en que el vandalismo se dispara, como la noche de las celebración del pase a la semifinal de la Champions del FC Barcelona en el que los destrozos en bicicletas y estaciones fue valorado en 400.000 euros. Se han sacado bicis públicas del mar, se han visto en Lleida, Madrid y en otras ciudades. También es frecuente ver a dos personas o más en una bicicleta, lo que evidentemente las deteriora. El consistorio de Barcelona ha decidido aplicar mano dura para zanjar el vandalismo.

Barcelona implantó el sistema hace dos años y la bici blanca y roja se ha convertido en un elemento más del paisaje urbano de la ciudad. El sistema ha tenido éxito, hay 191.000 usuarios y cada bicicleta es usada unas 8 veces al día. El mantenimiento de las bicicletas no es el adecuado, tal como se deduce de una auditoria hecha por el RACC durante cuatro días de febrero en 84 estaciones y 2.270 bicicletas chequedas. Tres de cada cuatro vehículos tenía algún tipo de anomalía -timbres, luces, sillines- y debían pasar por el taller. Un 12% de los vehículos anclados en las estaciones tenían algún tipo de problema funcional que las hacía no utilizables. Sin embargo, estaban a disposición de los usuarios.