Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una mafia carcelaria obtenía miles de euros de familiares de presos

La Policía detiene a 14 personas, tres presos de Foncalent (Alicante) y otro de Valdemoro (Madrid), por extorsionar a otros reclusos

La mafia llega también a los centros penitenciarios. La Policía Nacional mantiene abierta la operación Fuente Caliente en la que, por ahora, han detenido a 14 personas, cuatro de ellas reclusos, y otros diez colaboradores que presuntamente se dedicaban a "amenazar y extorsionar" a otros reos y a sus familias "bajo amenaza de muerte", según informaron hoy fuentes de la Comisaría de Policía de Alicante.

La red desarticulada por la Policía Nacional mediante este método de amenazas habrían obtenido "varios miles de euros" de la familia de un empresario preso en la cárcel de Fontcalent (Alicante). Según fuentes penitenciarias, consultadas por Efe, la primera denuncia llegó de la madre de uno de los internos en este centro penitenciario que alertó de que su hijo estaba siendo "extorsionado" por un grupo de reclusos bajo amenazas de muerte y coacciones, la familia se vio obligada a realizar varios pagos a la mafia ahora desarticulada.

Tras comprobar la validez de la denuncia, y tras el cotejo de varios recibos de transferencias bancarias, Instituciones Penitenciarias comunicó los hechos al juzgado y procedió a aislar a la víctima de sus presuntos extorsionadores.

La mafia carcelaria estaba integrada por 14 personas, entre ellas tres reclusos de la cárcel de Fontcalent en Alicante y otro en la de Valdemoro (Madrid). Además de los cuatro presos identificados como miembros de esta banda, la Policía ha detenido a otras diez personas que desde el exterior de la cárcel eran los responsables de obtener información sobre al situación económica de las posibles víctimas, realizaban llamadas amenazantes y por último se encargaban de cobrar el dinero.

La operación policial sigue abierta y ahora la Policía trata de determinar el número total de presos que de manera directa o indirecta (a través de familiares) han podido ser extorsionados por esta organización. Fuentes policiales no descartan que en las próximas horas se produzcan más detenciones, ni que otros presos denuncien también haber sido víctimas de estas técnicas mafiosas.