Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El viaje de Carod a Nueva York costó casi 81.000 euros

La Generalitat sigue sin decir cuánto paga por el alquiler de su delegación en Manhattan

El viaje a Nueva York que hicieron en enero pasado el vicepresidente del Gobierno de la Generalitat, Josep Lluís Carod Rovira, y diez personas más para inaugurar la Delegación del ejecutivo catalán en esa ciudad costó 80.940,36 euros. La cifra se desprende de una respuesta escrita del departamento que dirige este político de Esquerra Republicana (ERC) a una pregunta de la parlamentaria del Partido Popular (PP) Dolors Montserrat. Esta diputada y otros de su grupo y de Convergència i Unió vienen reclamando desde hace semanas a Vicepresidencia que aclare lo que cuesta esta delegación. Este departamento sigue sin especificar, por ejemplo, cuánto paga por el alquiler de la oficina, situada en el piso 26 de uno de los edificios del opulento Rockefeller Center, en el corazón de Manhattan.

Lo que más infló el presupuesto del viaje fueron los billetes de avión, que costaron 43.385,26 euros. Son casi 4.000 euros por pasaje, si ese montante se divide a partes iguales entre los once integrantes de la expedición. El resto de los costes se reparten entre el alojamiento y la manutención (que costaron 14.834,67 euros), el desplazamiento dentro de Estados Unidos (18.023,32 euros) y los intérpretes (4.697,11 euros).

Junto a Carod, fueron a Nueva York su viceconsejera Roser Clavell, así como el ex presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall y el ex presidente del Parlament Joan Rigol. Les acompañaban siete personas más entre intérpretes, prensa, protocolo y seguridad.

El PP considera que es un despilfarro

"Nos parece un despilfarro", "el Gobierno de la Generalitat se burla deliberadamente de los contribuyentes", denunció Montserrat, que opinó que esos recursos se habrían debido dedicar a políticas contra la crisis. Ante este tipo de críticas, Carod Rovira suele alegar que la crisis no puede afectar la proyección internacional de Cataluña,y que ningún país dice cuánto cuestan sus embajadas. La de Nueva York es la cuarta delegación que abre el Gobierno de Entesa tras las de París, Berlín y Londres. Esta tarde, el departamento de Vicepresidencia ha anunciado que abrirá una representación, que es otro tipo de oficina exterior, en L'Alguer, una ciudad catalanohablante de Cerdeña.