Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Liberadas 10 'esclavas sexuales' en A Coruña

La Policía detiene a seis personas acusadas de mantener las prostitutas en condiciones infrahumanas

Santiago de Compostela

Pagaban una multa de 20 euros por salir más de una hora al día al exterior, estaban obligadas a mantener relaciones sexuales sin preservativo y a tolerar el consumo de drogas por parte de los clientes. Así vivían al menos 10 prostitutas liberadas en A Coruña por la Policía Nacional. Seis personas han sido detenidas en la operación Cascabel, acusadas de mantener las extranjeras como "esclavas sexuales".

La banda había creado una empresa con la que blanquear el dinero obtenido con la explotación sexual de sus víctimas, reticentes a denunciar a sus explotadores por miedo a represalias. La Policía señala que las mujeres no podían ducharse entre cliente y cliente y sólo disponían de un juego de sábanas por día. Tampoco les permitían usar la cocina para comer fuera del horario establecido, con lo que, si realizaban un servicio en ese horario, no comían. Las mujeres residían en habitaciones patera de siete metros cuadrados y se anunciaban en la prensa como Etiqueta Negra y Gatitas.

Los detenidos son considerados autores de prostitución coactiva y explotación sexual bajo el ejercicio de la prostitución, lucro con la prostitución ajena, falsificación de documentos, delitos contra los derechos de los trabajadores, favorecimiento de la inmigración ilegal y tráfico y trata de seres humanos con fines de explotación laboral o sexual.

Los agentes de la Unidad contra Redes de Inmigración Ilegal y Falsedades Documentales desarrollaron la intervención el miércoles y jueves pasados. Uno de ellos salvó la vida a una de las jóvenes que intentó tirarse por una ventana situada a ocho metros de altura pensando que estaba en la primera planta. "Vinimos a sacarlas de aquí. No puedes pararte a pensar en las consecuencias, podíamos haber caído los dos, pero no fue así y lo volvería a hacer", ha declarado el agente, que sufre rotura de fibras musculares en el costado izquierdo.

Los detenidos son un hombre de 41 años y su esposa, de 39 años, que administraban una peluquería en el barrio de la Sagrada Familia y vivían en Abegondo, una mujer de 45 años natural de A Golada (Pontevedra) y vecina de A Coruña, una mujer de 58 años natural de Portugal y vecina de A Coruña, un hombre de 32 años y español nacido en Suiza, y una mujer de 58 años, natural de Uruguay y vecina de A Coruña. Los arrestados han sido puestos hoy a disposición del Juzgado de Instrucción número 3 de A Coruña.