Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El asesino de la ballesta, en televisión

Canal + emitirá el documental 'El Perdón', que cuenta la historia de Andrés Rabadán, que mató a su padre en 1994

La primera entrevista concedida por Andrés Rabadán desde su ingreso en prisión forma parte del documental El Perdón, que Canal + emitirá próximo jueves 12 de marzo, a las 22:00 horas. El reportaje se acerca a la vida del llamado asesino de la ballesta a través de los testimonios de familiares, amigos, especialistas en el caso y del propio Rabadán, aparentemente curado de su enfermedad.

"Me gustaría no haberlo hecho, no haber tirado toda mi juventud y haber quitado la vida tan injustamente a una persona", declara Rabadán en el documental. "Disparé varias flechas para que no sufriera, porque yo lo quería. Me cuesta mucho explicar lo que sentí. Estoy seguro de que si existiese otra vida, mi padre me perdonaría sabiendo todo el mal que había hecho a mi familia".

El documental está dirigido por el catalán Ventura Durall, que se interesó en la historia del asesino de la ballesta tras encontrar en una cafetería una exposición de dibujos de Rabadán. Fascinado por la muestra, decidió ponerse en contacto con él y proponerle grabar el documental. Y es que a pesar de estar aislado en prisión, ha expuesto tres colecciones de pinturas expresionistas que reflejan su inquietante carácter. Además, está casado y ha publicado dos novelas.

En el año 94, Andrés Rabadán se entregó a la policía después de descarrilar tres trenes y matar a su padre con una ballesta. En el juicio se le declaró inocente, al diagnosticársele una esquizofrenia delirante paranoide, y es encerrado en un pabellón psiquiátrico penitenciario.

El arte como escape

Durante sus años en prisión, Rabadán ha escrito y publicado dos libros donde relata el supuesto comportamiento abusivo de muchos funcionarios y explica por dentro el universo de la cárcel.

A pesar de que intentó suicidarse en varias ocasiones, siempre encontraba "un impulso final que lo hacía sobrevivir".

Finalmente decidió "reconstruir su propia vida para volver a empezar": "Quería recuperar mi pasado, pero no había manera. Pensé que si lo dibujaba uniría pequeños pedazos y de esta forma comencé a dibujar. Pasé una etapa muy dura de depresión", explica en el documental. Fue así como empezó a crear el material de sus exposiciones pictóricas, lo que más tarde lo llevaría a protagonizar el documental.