Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Los escándalos que afectan al PP

Pedraz aplaza las cinco declaraciones previstas para hoy en la investigación de la trama

El juez que sustituye a Garzón aduce falta de tiempo.- Hoy iba a comparecer el asesor municipal de Madrid destituido el viernes por Gallardón.- El PP da un día más a Garzón para que se inhiba

El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz, encargado de sustituir a Baltasar Garzón durante su baja tras sufrir un ataque de ansiedad el pasado viernes, ha suspendido los interrogatorios previstos para hoy a los imputados en la trama de corrupción vinculada al PP y dirigida por el empresario Francisco Correa.

Pedraz iba hoy a tomarles declaración al término de los asuntos que tenía pendientes tanto en su juzgado como en el de Garzón, al frente del cual ha estado durante todo el fin de semana. Sin embargo, el juez ha aducido esta mañana falta de tiempo por la carga de trabajo y ha pospuesto los interrogatorios.

Por otra parte, el Partido Popular ha decidido hoy darse de plazo hasta mañana para esperar si el juez Garzón se inhibe en la instrucción de la causa, según fuentes cercanas al responsable de Justicia, Federico Trillo. De no apartarse del caso, los populares han asegurado que presentarán una querella por prevaricación, puesto que al haber aforados la competencia corresponde a los tribunales superiores.

Comparecencia de Nombela

Entre quienes iban a comparecer hoy ante el juez se encontraba el vocal del PP en la Junta de distrito de Moncloa de Madrid, José Javier Nombela, destituido el pasado viernes por el alcalde de la capital, Alberto Ruiz-Gallardón, tras haber "perdido la confianza en él", según explicaron fuentes municipales, al aparecer su nombre en la lista de investigados.

El resto de comparecientes para hoy eran el ex director general del Gobierno balear con Jaume Matas y empleado de una de las empresas investigadas, Easy Concept; Fernando Torres Manso, apoderado de la misma empresa; María Victoria Romero, accionista de la empresa de Francisco Correa Special Events; y el abogado Luis de Miguel, fundador de Orange Market, la filial de la trama en Valencia.

Garzón redactó el pasado viernes una providencia para inhibirse del caso, toda vez que entre los investigados hay aforados de la comunidad de Madrid y Valencia. El hecho de que ordenara hacer tres copias del texto ha dado lugar a pensar que la investigación puede trasladarse a un tercer Tribunal Superior, al margen de los de Valencia y Madrid, por lo que en podría haber más cargos públicos implicados en la trama. Según fuentes judiciales, probablemente Pedraz no tome ninguna decisión sobre la inhibición en el caso y esperará a la vuelta de Garzón para que sea él quien realice los trámites.