Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La red de corrupción vinculada al PP

Botella se queja del poco apoyo del PP a la época Aznar

Rajoy fuerza el cierre de filas del PP en torno al escándalo de corrupción durante el Comité Ejecutivo Nacional

La consejera de Medio Ambiente de Madrid, Ana Botella, ha sido la única nota discordante durante la reunión del Comité Ejecutivo Nacional en el que el líder, Mariano Rajoy, ha forzado el cierre de filas del partido sobre la trama de corrupción. "Me parece muy bien el apoyo interno -ha manifestado la también teniente alcalde de Madrid-, pero me gustaría que sea a toda la etapa del partido incluída la del presidente Aznar". El líder del PP ha tomado la palabra y ha respondido a Botella: "Por supuesto Ana que va a ser así y si en algún momento no es así te pido que me lo digas inmediatamente". Rajoy, en una decisión inédita, ha salido en la rueda de prensa tras la reunión del Comité Ejecutivo Nacional escoltado por su dirección.

El dirigente del PP que cortó las relaciones del partido a nivel nacional con su principal proveedor electoral, Francisco Correa, presunto jefe de la trama corrupta desarticulada el viernes, fue Álvaro Lapuerta, ex tesorero nacional. Sucedió en junio de 2004, poco después de las elecciones que sacaron del poder a José María Aznar. Lapuerta, tesorero desde 1993, tomó esa decisión, que avaló el propio Rajoy, tras conocer que Correa estaba exigiendo, en nombre de su departamento, la adjudicación de contratos a sus empresas a alcaldes madrileños populares, según confirman altos cargos del partido.

Cierre de filas

"Esto no es una trama del PP sino una trama contra el PP" ha sido una de las frases que ha trasladado Rajoy a sus compañeros durante el Comité Ejecutivo Nacional y ha repetido en rueda de prensa en la sede nacional del partido en la calle Génova de Madrid. El presidente del PP, en medio del escándalo de corrupción con dos focos en Madrid y Valencia, y la trama de espionaje en torno al Gobierno madrileño de Esperanza Aguirre, ha forzado hoy que los dirigentes de su partido cierren filas en apoyo al líder.

Durante la reunión previa a la rueda de prensa, en la que han hablado numerosos dirigentes, entre ellos Esperanza Aguirre, se ha criticado de nuevo la violación del secreto de sumario -levantado parcialmente ayer mismo- del juez Garzón, y se ha querido llamar a la tranquilidad del partido ante el proceso abierto con 37 imputados.