Cacerolada de más de cien personas en Rivas contra los bombardeos a Gaza

El Gobierno de Madrid dice que no ha prohibido manifestarse a los centros pero tilda de "gravísimo" que se quiera "instrumentalizar a los chavales"

Algo más de un centenar de personas se han concentrado este mediodía en la plaza de la Constitución de Rivas-Vaciamadrid (53.500 habitantes) para protestar contra los bombardeos en la franja de Gaza. La protesta, que estaba organizada por el Ayuntamiento de Rivas, ha estado encabeza el alcalde José Masa (IU) y a ella se ha sumado un colegio, aunque estaban todos convocados a salir al patio con los alumnos para rechazar los ataques. La Comunidad de Madrid, según el consistorio, prohibió ayer el acto a los colegios porque "interrumpía la jornada lectiva". El Gobierno regional ha dicho hoy que "no ha intervenido para nada", aunque considera "gravísimo que se quiera instrumentalizar a los chavales".

Más información

A la manifestación, en la que se ha hecho ruido con cacerolas, instrumentos musicales y silbatos, han acudido los concejales del equipo de Gobierno (IU y PSOE), representantes de algunas entidades empresariales y sociales, trabajadores municipales y vecinos. El colegio El Olivar se ha sumado a la convocatoria del consistrio, a pesar de que, según el Ayuntamiento, la Comunidad de Madrid desautorizó ayer a los centros de enseñanza a sacar a sus alumnos a los patios para protestar.

Los 12.000 estudiantes de Rivas-Vaciamadrid estaban llamados hoy a la protesta, convocada por el Consejo Municipal de Educación, dependiente del Ayuntamiento. El acto, de carácter voluntario, consistía en una cacerolada a la hora del recreo bajo el lema "Hagamos ruido contra el silencio en Gaza", en algunos casos acompañada de lecturas sobre la paz. Colegios e institutos de todo el municipio se mostraron ayer favorables a la convocatoria. El director de El Olivar no ha querido hacer declaraciones ni ha autorizado hacer fotos a los medios de comunicación, convocados por el Ayuntamiento. Fuentes municipales han afirmado que con este acto el centro se ha adelantado a la celebración de la Jornada de la Paz, que se hace cada 29 de enero en todos los colegios de Rivas.

"Hay muchas maneras de presionar"

"Algunos de los centros educativos habían mostrado su interés de celebrar hoy el Día de la Paz", ha declarado a la prensa el alcalde de Rivas, José Masa, quien ha aclarado que por parte de la Comunidad de Madrid no había "una desautorización expresa y por escrito". "Sin embargo, las maneras de presionar a los centros educativos son muchas, y creo que la Comunidad, con la autorización de la señora consejera a través de su directora de área, ha presionado para que no se hiciera", ha añadido.

Algunos profesores han explicado a este periódico que la idea fue vetada, mediante una llamada telefónica a cada centro, por la Dirección Territorial del Área de Educación. "Nos dijo la directora que la cacerolada estaba terminantemente prohibida", señaló una maestra. Según la Consejería de Educación, la directora del área se limitó a reseñar a los directores de escuelas que "no era una actividad propia de un centro educativo en horario escolar", pero no la prohibió.

Al respecto, el portavoz del Gobierno regional, Ignacio González, ha dicho que la Comunidad "no ha intervenido para nada", aunque considera "gravísimo que se quiera instrumentalizar a los chavales". En un comunicado, el PP de Rivas ha calificado de "adoctrinamiento partidista" que el Gobierno Local (IU-PSOE) haga uso de las escuelas públicas de la localidad para lanzar una campaña de protesta contra el bando israelí, de posicionarse a favor del bando palestino y de llevar a las aulas su "discurso parcial e interesado". "Hay una asignatura transversal que se llama Educación para la Paz y sirve como unidad didáctica para este día perfectamente", según Masa. El alcalde ha añadido: "No tengo ninguna duda de que todos los centros el día 29 enero, sin que se lo diga nadie, se lo dedicarán a los niños palestinos".

Lo más visto en...

Top 50