Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hallada muerta en extrañas circunstancias la cuarta víctima del temporal en Cataluña

Los Mossos d'Esquadra han imputado un delito de omisión del deber de socorro a uno de los tres acompañantes del joven fallecido. -Los otros dos están en paradero desconocido. -Ninguno de los tres denunció el accidente

La aparición en el río Muga (Girona) del cadáver del joven Zeus Palazuelo, de 21 años, significa que el pasado temporal se ha cobrado la cuarta víctima mortal en Cataluña. La muerte de Palazuelo deja tras de sí un rastro de interrogantes por las extrañas circunstancias en las que se produjo. Por el momento no hay ningún detenido, pero los Mossos d'Esquadra han imputado un delito de omisión del deber de socorro a una de las tres personas que la noche del pasado sábado viajaban en el coche de Palazuelo y cruzaron, entre Vila-sacra y Peralada (Girona), un paso del río Muga, que estaba desbordado por las lluvias torrenciales que cayeron aquel día en la zona.

Los otros dos acompañantes se hallan desaparecidos y la policía intenta averiguar por qué ninguno de ellos dio aviso del accidente. Al parecer, en un extraño comportamiento, los tres acompañantes de Palazuelo saltaron del coche cuando vieron que el agua arrastraba el vehículo y lograron llegar a la orilla sanos y salvo. Los tres viajeros no denunciaron el hecho y tuvo que ser la madre del fallecido la que casi 24 horas después de los hechos denunciara ante los Mossos d'Esquadra la desaparición de su hijo.

Zeus Palazuelo, de 21 años y vecino de Castelló d'Empúries, salió de su trabajo como cocinero del hotel Terraza de Roses hacia las 11 de la noche del sábado. Al día siguiente tenía que presentarse en el restaurante por la mañana para preparar una comida, pero ya no se le volvió a ver. "Llamamos a su familia y hablamos con la madre y con la hermana, pero ellas estaban muy sorprendidas porque no tenían ni idea de dónde podía estar Zeus. Eso sí, ayer [por el lunes] aún tenían esperanza de encontrarlo con vida", explica Xavier Hornos, jefe de recepción del hotel Terraza, un establecimiento de cuatro estrellas situado en primera línea de mar. Hornos y todo el personal del hotel se mostraron ayer muy afectados. "Estamos hechos polvo, Zeus era un chico muy responsable, muy cumplidor y muy puntual, por eso nos extrañó tanto que no se presentara a trabajar el domingo". El joven cocinero, especializado en pescados, llevaba trabajando en la cocina del hotel desde el pasado mes de octubre, pero en tan poco tiempo se había ganado la amistad y la confianza de superiores y compañeros. "Le echaremos de menos", afirma Hornos.

La noticia del hallazgo del cadáver también cayó como un jarro de agua fría en el Ayuntamiento de Castelló d'Empúries, donde trabaja la madre de la víctima. "Estábamos esta mañana en el salón gótico de los plenos cuando llegaron los Mossos con la mala noticia", explicó la secretaria de alcaldía. La desgracia ha sorprendido al padre del muchacho en el hospital, donde lleva varios días ingresado. La familia, muy conocida en el pueblo, reside en el casco antiguo de la población. Desde ayer, vecinos, amigos y familiares se movilizaron para ayudar a la policía y los bomberos en la búsqueda del cuerpo.