Atraco a mano armada en un banco de San Blas

La Policía levanta el cordón tras rastrear la zona en busca del ladrón, que ha huido.- Otro asalto a punta de pistola una sucursal en Aranjuez

"Hola, muy buenas, esto es un atraco. Haced lo que os digo y en un momento me voy". Con estas palabras, a cara descubierta y un subfusil de combate en la mano, se ha presentado esta mañana un individuo de "unos cincuenta y tantos años" en una sucursal del banco Guipuzcoano en Madrid, ubicada en el número 2 de la calle Albarracín (distrito de San Blas), esquina con la calle Alcalá. A pesar de que eran las doce y media, no había ningún cliente. Estaban solos dos empleados del banco que, a pesar del arma y de la situación, no han pasado miedo ninguno porque el tipo "no lo daba". Tras el robo, ha huido a pie. La Policía ha estado hasta primera hora de la tarde rastreando la zona en su busca, pero se les ha escapado.

Con una gran sangre fría, uno de ellos ha contado a esta web que el asalto ha durado apenas 15 minutos y que era la primera vez que sufría un robo. Tanto la sucursal como él. "Pues sí, ha venido un tipo y nos ha robado", ha explicado muy tranquilo el empleado, que ha preferido no dar su nombre. Sobre la cantidad sustraida, ha indicado que "no era mucho", entre 4.000 y 6.000 euros. Como si se supiera las respuesta de memoria, tras haber sido interrogado por la policía, dice sobre el aspecto del ladrón: "Español, 1,80, entradas y barba, pelo castaño y con canas, cincuenta y tantos".

"El tipo no daba miedo"

"El hombre ha entrado con el arma, un subfusil de combate, similar a una metralleta -eso les ha dicho que era la policía tras describírsela-, se ha acercado a la ventanilla y ha dicho: 'Hola, muy buenas, esto es un atraco. No os preocupéis, no os va a pasar nada. Haced lo que os digo y en un momento me voy". Y los que les ha dicho, por supuesto, es que le dieran el dinero de la caja fuerte. Los trabajadores han ido con él hasta el sótano, donde han tenido que esperar a que la caja fuerte, dotada con un mecanismo de retardo, se abriese. En apenas 15 minutos, había pasado todo. "¿Que si hemos pasado miedo. Pues no, el tipo no daba miedo, estaba muy tranquilo".

Tras recibir la alerta, la Policía ha desplegado un importante dispositivo de seguridad en la zona en busca del ladrón, que ha huido andando. Los agentes han acordonado y cerrado al tráfico la calle Albarracín y han rastreado los alrededores en busca del ladrón. Vecinos de esta calle, a los que los agentes no dejaban acceder a sus casas, sostienen que el atracador se ha atrincherado en una casa, en el número 10. Es un edificio azul casi abandonado y "problemático" según los habitantes del lugar. Los agentes lo han recorrido de arriba a abajo sin hallar ni rastro del ladrón.

Una portavoz de la Jefatura Superior de Policía de Madrid ha explicado que los agentes no han dado con el sospechoso. Sin embargo, la dueña de una tienda situada en los bajos, a la que la policía pidió que se encerrara centro y bajara la persiana, asegura que "han cogido a uno" pero no tenía "el dinero". El despliegue policial, que ha ocasionando problemas de tráfico en la calle Alcalá, se ha levantado sobre las dos de la tarde. Un subfusil de combate o asalto cuesta en el mercado negro entre 12.000 y 18.000 euros, por lo que el arma bien podría ser simulada.

Vídeo: ROSA JIMÉNEZ / PAULA CASADO

Primer asalto del día

Horas del atraco en Madrid, hos hombres han robado a punta de pistola la sucursal de La Caixa situada en el Paseo del Deleite de Aranjuez, tras lo que han huido, según ha informado a Efe el comisario de la Policía Nacional en la localidad, Julio Laguna. El atraco ha ocurrido sobre las 8.30, cuando dos hombres han entrado en la sucursal y uno de ellos ha retenido al director en su despacho hasta que ha abierto la caja fuerte y le ha entregado 22.000 euros en metálico.

Mientras, el otro atracador permanecía en el patio de operaciones de la sucursal, donde una de las empleadas ha atendido a cinco clientes que no se han percatado siquiera de la situación. El comisario ha explicado que los dos individuos vestían gorro y bufanda y han escapado en un coche pequeño que les esperaba en la puerta del banco, sin que se hayan producido ningún herido ni se hayan efectuado disparos. La investigación corresponde a la Brigada de Policía Judicial de la comisaría de Aranjuez.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS