Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La guerra sucia contra el terrorismo islamista

El autor del informe de Guantánamo, ante el juez el día 17

Hasta el momento, Ismael Moreno no ha recibido los papeles solicitados al Ministerio de Exteriores

El juez de la Audiencia Nacional, Ismael Moreno, ha citado a declarar el 17 de diciembre al ex director general de Política Exterior para América del Norte, Miguel Aguirre de Cárcer, autor del informe "muy secreto" publicado por EL PAÍS en el que se hizo constar la petición del Gobierno de EE UU de utilizar bases españolas como escala en los traslados de detenidos desde Irak y Afganistán a la prisión ilegal de la base de Guantánamo durante el Gobierno de José María Aznar, informa Manuel Altozano. Según fuentes judiciales, el juez no tiene aún en su poder ninguno de los papeles solicitados al Ministerio de Asuntos Exteriores y que su titular, Miguel Ángel Moratinos, dijo ayer en su comparecencia en el Congreso que han encontrado finalmente.

En el informe "muy secreto", con fecha del 10 de enero de 2002, Aguirre de Cárcer informaba al entonces ministro de Asuntos Exteriores, Josep Piqué, de la reunión que había mantenido con el consejero político militar de la Embajada de EE UU en la que le habían comunicado que EE UU iba a iniciar "vuelos para trasladar a prisioneros talibanes y de Al Qaeda desde Afganistán hasta la base de Guantánamo, en Cuba", y que le había pedido autorización para realizar escalas técnicas en España.

Además del informe "muy secreto", Moreno pide al Gobierno el resto de documentación relativa a los vuelos a la base estadounidense en Cuba desde España contenida en los archivos de la Dirección General de Política Exterior para América del Norte. El juez solicita también otros informes relativos a los vuelos de la CIA. El primero es la relación de llamadas que los tripulantes de uno de los aviones -que hizo escala en Ibiza entre el 12 y el 16 de febrero de 2005- hicieron supuestamente desde un hotel de la isla. También solicita que se le facilite la identidad de los controladores de vuelo de las bases de Morón y de Torrejón, así como de diversos técnicos de este último aeropuerto que prestaron servicio durante el verano de 2005.