En libertad el titular del móvil usado para avisar del atentado de Navarra

J.M.M.G., detenido el viernes, se dedica al "trapicheo" de móviles pero la policía ha comprobado que no tiene relación con ETA

El propietario del teléfono móvil desde el que se llamó el pasado lunes para avisar de la colocación de un coche bomba en un campus universitario quedó en libertad este pasado fin de semana. J.M.M.G. fue detenido el pasado viernes en Bilbao y estaba fichado por la Ertzaintza como delincuente habitual y la Guardia Civil lo relaciona también con el menudeo de estupefacientes. El Cuerpo Nacional de Policía lo ha dejado en libertad después de comprobar que, aunque se dedica al "trapicheo" de móviles, no tiene relación con ETA.

Los agentes detuvieron a este individuo tras averiguar que el móvil desde el que se llamó había sido adquirido el pasado mes de mayo en Bilbao con su documentación. De hecho, algún testigo de la compraventa identificó a J.M.M.G. como la persona que compró el teléfono, aunque éste lo negó en su primera declaración ante la policía.

Llamada a las 9.50 del martes

El teléfono móvil fue usado para realizar la llamada recibida sobre las 9.50 del jueves por la asociación de ayuda en carretera DYA de Vitoria, en la que una persona que decía hablar en nombre de ETA avisó de la colocación de un coche bomba en el "campus de la universidad", sin precisar de cuál se trataba.

Una hora después, el coche bomba estalló en el campus de la Universidad de Navarra en Pamplona y provocó heridas leves a una veintena de personas, además de causar importantes daños materiales. El comunicante sí facilitó la descripción del vehículo, un Peugeot de color blanco, pero al no concretar su ubicación la Ertzaintza lo buscó sin resultado alguno en el campus de la universidad vitoriana.

Lo más visto en...

Top 50