Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presidente de Navarra acusa al PP de romper el pacto con UPN de forma "unilateral"

Los populares acaban su relación política de 17 años con los regionalistas tras suspender estos a dos militantes críticos con la dirección del partido.- El PSOE descarta una moción de censura en la comunidad

El presidente de Navarra, Miguel Sanz, líder de Unión del Pueblo Navarro (UPN) ha hablado de la ruptura entre ambas formaciones anunciada este martes por el PP. Sanz acusa a los populares de romper el pacto de forma "unilateral" y ha detallado la crisis con sus hasta ahora socios. Primero, "el PP anunció la suspensión" de relaciones con UPN cuando uno de los diputados navarros, Carlos Salvador, se abstuvo en la votación de los Presupuestos Generales del Estado el pasado día 23. Salvador desobedeció la postura anunciada por el PP y no quiso romper la disciplina impuesta por UPN, que había pedido la abstención en la votación.

Segundo, el "PP no respetó la decisión del Comité Ejecutivo de UPN, aprobada por más del 90%", cuando se decidió la abstención en la votación de los Presupuestos. En tercer lugar, Sanz ha añadido que el PP ha sido el que ha anunciado este martes, por boca de su secretaria general, María Dolores de Cospedal, la ruptura del acuerdo entre ambas formaciones.

Sanz se refería así a las palabras de Cospedal, quien anunció el fin este martes el fin del pacto entre ambos partidos y la creación del Partido Popular Navarro. La decisión del PP es la respuesta al acuerdo de ayer lunes del Comité Ejecutivo de la formación regionalista, que preside Sanz, en el que se decidió la suspensión cautelar de militancia de Santiago Cervera, el diputado que el pasado jueves sí votó, como el PP, en contra de los Presupuestos Generales y, por lo tanto, desobedeció a su partido. Asimismo, UPN también sancionó anoche a Jaime Ignacio del Burgo, histórico ex diputado y gran referente de los populares en Navarra, quien se había mostrado contrario a la abstención.

Sanz ha proclamado que "entre la posibilidad de romper el pacto o romper Navarra, optaría por el riesgo de romper el pacto". Sobre que el PP haya invitado a Cervera y Del Burgo a integrarse en las filas populares, Sanz ha dicho que le parece "muy bien". "Podría decir alguna cosa pero no me apetece y quiero ser cortés", ha señalado.

Cospedal, que ha informado de que el PP busca ya sede para instalarse en Navarra, ha aclarado, sin embargo, que su formación sigue abierta al diálogo con UPN. Ya en la reunión con los diputados y senadores populares, el presidente del PP, Mariano Rajoy, ha manifestado que no se expulsará del grupo en el Congreso a Carlos Salvador, el diputado de UPN que se abstuvo en la votación, en contra de lo fijado por Génova.

"Puertas abiertas" a los suspendidos

La número dos del PP ha afirmado que se iniciarán "los contactos oportunos" con las personas que van a asumir la representación del PP en Navarra. "Hay muchas personas que pueden tener esa posibilidad, y es el trabajo que empezamos a hacer a partir de ya", según Cospedal, quien ha añadido que "el Partido Popular tiene meridianamente claro" que sus votantes en Navarra "quieren tener una representación; hasta ahora esa representación venía instrumentada a través de UPN".

La secretaria general del PP ha explicado también que los dos militantes de UPN que han sido suspendidos por este partido -Santiago Cervera y Jaime Ignacio del Burgo- "tienen las puertas abiertas en el PP. Ésta siempre ha sido su casa y va a seguir siendo su casa". "Todos aquellos que compartan nuestros principios y valores de una Navarra integrada en un proyecto nacional, que es el Partido Popular, son bienvenidos", ha dicho. En este sentido, Del Burgo ha anunciado a la agencia Europa Press que se dará de baja en esta formación y que ayudará a la refundación del PP en Navarra. Del Burgo lo ha comunicado tras una reunión con Rajoy.

El pacto entre UPN y PP se rompe tras 17 años de vida durante los que el principal partido de oposición ha confiado sus votos en Navarra a la candidatura de la formación regionalista. Las diferencias que han llevado a la ruptura se agravaron con la decisión del Comité Ejecutivo navarro, que lidera el presidente regional, Miguel Sanz, de abstenerse en la votación de las cuentas presentadas por el Gobierno socialista. UPN gobierna en Navarra gracias a la abstención del Partido Socialista Navarro (PSN), que tiene en su mano y en el apoyo de Nafarroa Bai, promover una moción de censura en la Comunidad Foral para apear del gobierno a Sanz.

El PSOE descarta una moción de censura

Tras la ruptura, la número tres del PSOE, Leire Pajín, ha descartado que los socialistas navarros emprendan una moción de censura contra el Gobierno de Navarra porque la decisión que tomó el PSOE tras las últimas elecciones autonómicas de "pasar a la oposición" sigue "firme". Pajín, en declaraciones a Veo TV, ha asegurado que el PSN seguirá haciendo una "oposición constructiva" en el Parlamento navarro. A su juicio, los socialistas han demostrado que son "muy responsables con los navarros" y que han abogado por la estabilidad frente a quienes les acusaron de "vender Navarra" a los terroristas de ETA, en alusión a las feroces críticas que recibieron en su día del PP.

Mientras, el portavoz de la coalición Nafarroa Bai, Patxi Zabaleta, el otro partido con representación en el Parlamento navarro, ha asegurado que la ruptura del pacto entre UPN y PP "abre una nueva situación" en la Comunidad Foral y crea "nuevas posibilidades" para los nacionalistas navarros. En un comunicado, Zabaleta señala que en la actual situación es necesario constituir en Navarra otro Gobierno, "alejado del clientelismo y la corrupción".

Por último, el senador del PP Manuel Fraga ha lamentado la ruptura del acuerdo pero ha asegurado que "se ha hecho lo que se tenía que hacer". Ellos [por UPN] "no quisieron aprovechar la tranquilidad y la flexibilidad" con que Mariano Rajoy les ofreció mantener el acuerdo. Fraga ha finalizado con un lamento: "Por desgracia va a haber que crear allí el Partido Popular".

Más información