Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las calles de Melilla, anegadas de nuevo

El Gobierno moviliza a todos sus efectivos, incluido el Ejército.- Los 'ferrys' permanecen cancelados

Una tromba de agua provocó este domingo nuevas inundaciones en Melilla, cuyas calles quedaron anegadas. La ciudad autónoma se encuentra incomunicada por vía marítima, ya que se han cancelado los ferrys con Málaga y Almería por las condiciones de mar gruesa; el aeropuerto, que ha estado la mayor parte del día cerrado, ha sido reabierto.

El Ejecutivo central ha movilizado a todos sus efectivos, incluido el Ejército por "si fuera necesario", para paliar los daños provocados.

La valla que separa Marruecos y de Melilla también se ha visto afectada: alrededor de 50 metros del perímetro han quedado dañados en la zona próxima al aeropuerto y al puesto fronterizo de Barrio Chino, donde se han colocado vallas provisionales, han indicado fuentes policiales. El número de agentes destinados a estas zonas ha sido incrementado para evitar que se produzcan intentos de entrada ilegales. Los pasos fronterizos tuvieron que ser cerrados por estar inundados, aunque ya han sido reabiertos.

Como consecuencia de los daños originados, el Gobierno de Melilla, según ha anunciado su presidente, Juan José Imbroda, se plantea solicitar al Ejecutivo central la declaración de zona catastrófica, una decisión que tomarán una vez que se hayan evaluado los efectos causados por el temporal, que han sido sólo materiales.

El delegado del Gobierno, Gregorio Escobar, dijo ayer por la tarde que la situación "se está normalizando". También explicó que el caudal del Río de Oro alcanzó hasta los 600 metros cúbicos por segundo, una cantidad de agua muy elevada que, sin embargo, pudieron contener los muros de contención, pese a que se temía que cedieran.

En las últimas 12 horas, las precipitaciones han dejado más de 110 litros de agua por metro cuadrado, de los que más de 40 se han recogido en apenas una hora, entre las 11.15 y las 12.15. El Instituto de Meteorología mantiene en la alerta amarilla en Melilla hasta las 00.00 horas del día 28 de octubre (martes), con una previsión de lluvias que podrían acumular hasta 70 litros de agua por metro cuadrado en 12 horas.

El Río de Oro se desborda

Además de las posibles lluvias, también se mantiene la alerta ante la crecida del Río de Oro, que se ha desbordado en varios puntos a su paso por la localidad. Los puentes que atraviesan el cauce del río han sido cortados al tráfico.

Las calles de la ciudad registran en algunas zonas hasta 60 centímetros de agua, especialmente en algunas partes del centro, como la calle Marina o la Plaza de España, donde el tráfico ha sido desviado. Entre las zonas más afectadas también se encuentran los barrios del Industrial y del Real.