Madrid culpa del recorte universitario al Gobierno central en una carta a los profesores

Figar asegura en el escrito que existe "alguna dificultad" por la decisión del Ejecutivo de retener 418 millones "sin previo aviso"

La Comunidad de Madrid ha vuelto a centrar sus críticas en el Gobierno central para explicar el recorte del 30% de la partida destinada a las universidades públicas. La consejera de Educación, Lucía Figar, asegura en una carta remitida a los profesores que el cierre de 2008 presenta "alguna dificultad" debido a la decisión del Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero de retener 418 millones, comunicada "sin previo aviso" el pasado mes de septiembre.

"Todos los madrileños, incluidas instituciones tan necesarias para nuestro futuro como las universidades públicas, se han visto afectados por esta injustificada medida", señala Figar, quien añade que la Comunidad ha aumentado el presupuesto destinado a las universidades un 7% anual de media durante los últimos cinco ejercicios, lo que supone "más de 300 millones de euros".

Más información

Negociaciones con los rectores

La consejera indica además que las dificultades se están resolviendo "en colaboración con los órganos rectores" de las universidades. Estas afirmaciones se producen un día después de que los rectores emitieran otro comunicado en el que aseguraban que no se puede exigir al sistema universitario público "mayores ajustes" que los existentes en el plan de financiación que firmó en 2006 y del Contrato programa de Inversiones de 2007.

La Comunidad no avisó a los centros del recorte y al día siguiente de recibir el ingreso incompleto Figar les explicó que esta sería la situación hasta 2009. En esa reunión la consejera aseguró a los rectores que la rebaja sería de un 10% anual, desde septiembre y con carácter retroactivo, según fuentes de las universidades.

Salarios garantizados

La consejera de Educación concluye su carta dirigida a los profesores asegurando que los salarios y los complementos en las nóminas del personal de las universidades públicas madrileñas "no van a verse afectados ni en este ejercicio ni en los próximos".

Figar se reunió el pasado martes con los seis rectores de los centros públicos para transmitirles que las universidades no tendrán que pedir un préstamo para abonar las nóminas, al menos de octubre, de los profesores. Esa opción se había barajado tras el encuentro del lunes entre el consejero de Economía y Hacienda de Madrid, Antonio Beteta, y una delegación de las universidades públicas madrileñas. Beteta garantizó también entonces que los profesores cobrarían sus nóminas en 2009.

Lo más visto en...

Top 50