Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Empeora la sensación de corrupción en España, según Transparency Internacional

El ranking de los países menos corruptos lleva a España del puesto 25 al 28.- Entre los factores que influyen, el aumento de noticias publicadas sobre la corrupción urbanística en España

La corrupción ha empeorado en España, según la opinión de analistas y empresarios, lo que representa un "grave" problema para el país, ya que un aumento de la percepción de la misma conlleva a una pérdida de la inversión extranjera. Así se desprende del Indice de Percepción de la Corrupción 2008 de Transparency Internacional, que mide el grado de corrupción que perciben funcionarios y políticos de 180 países, y que fue presentado hoy en Madrid por el presidente de la organización en España, Jesús Lizcaino, y el catedrático Manuel Villoria.

España ha perdido en un sólo año tres puestos en el ránking de los países menos corruptos, al pasar del 25 al 28, en tanto que su puntuación ha bajado 0,60 puntos desde 2004, año en el que obtuvo una nota de 7,10, frente al 6,50 que ha logrado en 2008.

Más noticias sobre la corrupción

Villoria ha explicado que este empeoramiento obedece más al hecho de que han aflorado los casos de corrupción que ya existían en España, que a que la corrupción haya aumentado realmente. En su opinión, la publicación de más información sobre corrupción influye en la percepción de los expertos, que ante la aparición de noticias que implican a alcaldes, jueces o guardia civiles tienden a pensar que hay más corrupción de la que creían.

En este sentido, ha subrayado que en 2007 se dictaron 190 sentencias condenatorias por delitos contra la ordenación del territorio, frente a las 141 de 2006, y que el año pasado había 1.096 procesos abiertos por abusos urbanísticos, frente a los 869 de 2006. El catedrático ha defendido que el Gobierno debe seguir trabajando para mejorar la percepción de la corrupción en España, ya que se estima que perder un punto en el índice implica perder inversión extranjera equivalente al 0,5% del PIB.