Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Declarada nula la licencia municipal de obras de 'El Algarrobico'

Nuevo varapalo a los constructores del hotel, en el parque natural del Cabo de Gata y paralizado desde 2006 por orden judicial

El Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 2 de Almería ha dictado la nulidad de la licencia municipal de obras de El Algarrobico, el hotel de Carboneras (Almería) cuya construcción está paralizada por orden judicial desde 2006. La licencia tendrá ahora que ser revisada por el Ayuntamiento de esta localidad. El Gobierno se comprometió a demolerlo antes de las elecciones del 9 de marzo, ya que se encuentra en pleno parque natural de Cabo de Gata-Níjar.

Fuentes judiciales han informado de que el titular del citado Juzgado, el magistrado Jesús Rivera, ha remitido además todas las actuaciones sobre esta causa a la Fiscalía al apreciar indicios de delito en la actuación de las administraciones.

La anulación de la licencia municipal concedida a la promotora Azata del Sol para la construcción en terrenos del parque natural de Cabo de Gata-Níjar del edificio de 20 plantas se ha producido después de que el mismo juez ordenase el 21 de febrero de 2006 la suspensión cautelar de las obras del hotel cuando éste estaba ejecutado en un 94,41%. El juez daba así la razón a la plataforma Salvemos Mojácar, que presentó la demanda contra el hotel. El establecimiento se ubica a 28 metros de la línea de costa, tiene de 22 plantas de altura en forma de pirámide truncada y 411 habitaciones

Este hotel era el primero de un complejo de ocho hoteles, 1.500 apartamentos y un campo de golf. Su construcción se inició gracias a una licencia de obras otorgada por el Ayuntamiento de Carboneras que, gracias a una modificación municipal, convirtió en urbanizable una playa virgen situada a cuatro kilómetros del casco urbano. Greenpeace asaltó el hotel para denunciar que estaba en una zona protegida y días después Medio Ambiente ordenó la expropiación inmediata de la parte del hotel que se construye sobre la zona de servidumbre, sobre la que tiene competencias.

La Junta de Andalucía también tomço medidas y en la actualidad está a la espera de que el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía TSJA se pronuncie sobre el derecho de retracto ejercido por el Gobierno andaluz sobre la compraventa de los terrenos que se realizó en su día y que Azata del Sol recurrió ante el alto tribunal.

En una entrevista con este diario, el alcalde socialista de Carboneras, Cristóbal Fernández, defendió la concesión de la licencia porque se trataba de suelo urbanizable y que en su día no estaba dentro del parque natural, aunque ahora sí debido a la ampliación del parque.

Cronología del hotel

3 de marzo de 2003. El gobierno de Carboneras concede la licencia de obra para el hotel. 30 de abril de 2005. Colectivos ecologistas solicitan al fiscal que investigue la urbanización. 3 de mayo de 2005. El delegado de Medio Ambiente en Almería, Juan José Luque, asegura que el hotel está en "zonas urbanas". La consejera Fuensanta Coves dice que el terreno cuenta con derechos consolidados antes de ser declarado parque natural.

30 de agosto de 2005. La ministra Cristina Narbona afirma que Gobierno y Junta trabajan para que una parte del hotel "deje de existir". 17 de noviembre de 2005. El BOE publica que la zona de deslinde de costa que afecta al hotel es de 100 metros. 2 de diciembre de 2005. Resolución de la Dirección General de Costas que inicia la expropiación del hotel. 22 de febrero de 2006. Un juez paraliza de forma cautelar la obra porque podría vulnerar la ley de costas. 30 de marzo de 2006. La Consejería de Obras Públicas impugna ante el juzgado la licencia municipal para construir el hotel. 10 de mayo de 2006. La Junta anuncia que ejercerá su derecho de retracto y comprará las parcelas donde se construyó el hotel ejerciendo su derecho de retracto, al descubrir que se le ocultó una transmisión de terrenos.

Más información