Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La nueva vida de Britney Spears

La cantante ha dado la primera entrevista después de dos años de experiencias decadentes y tormentosas

No se puede decir que los dos últimos años en la vida de Britney Spears hayan sido precisamente buenos. La cantante está de vuelta de un viaje en el que ha protagonizado polémicas como raparse el pelo al cero, destruir el coche de un paparazzi con un bate de béisbol, aparecer borracha y drogada en MTV, irse de fiesta con Paris Hilton dejando a sus dos hijos solos en casa y un largo etcétera. Pero parece ser que ha decidido, por fin, sentar cabeza.

Por primera vez en todo este tiempo, Spears, de 26 años, ha dado una larga entrevista para la edición de esta semana de la revista OK! estadounidense. Sentada en el salón de su casa, junto a su padre, bajo cuya tutela permanecerá hasta el 31 de diciembre de este año, Britney parece haber superado los amargos estragos de su resonado divorcio en 2006.

"Preferiría que mis hijos se mantuvieran al margen del mundo del espectáculo", ha declarado, temerosa de que sigan sus pasos. "Pero los seguiría amando incondicionalmente si decidieran entrar en él, siempre que mantuvieran una infancia lo más normal posible".

En octubre del año pasado, Spears perdió la custodia de sus hijos debido a su errático comportamiento. Luego de un acuerdo con su ex marido, Kevin Federline, el mes pasado obtuvo el derecho a visitarlos más veces de lo pactado en el anterior juicio, con el previo aumento de su pensión alimenticia.

"En términos de custodia, Kevin está dispuesto a compartir todo con mi hija. Quiere que ambos críen conjuntamente a los niños. Su corazón es justo", ha explicado Jamie Spears, el padre de Britney y Jamie Lynn, la otra hermana famosa, que dio a luz a su hija Maddie en junio, con 17 años recién cumplidos. Britney se ha referido a ese tema: "Fue especial, pero también extraño porque mi hermana siempre ha sido el bebé. Entonces el bebé estaba teniendo un bebé. De alguna manera fue un pequeño shock. Espero que mis hijos sean unos buenos primos con Maddie, como hermanos mayores".

Según el jefe de familia, los años difíciles han acabado por unir más a los Spears. En la entrevista, Jamie revela que la relación con su hija Britney es actualmente mucho mejor que antes, a pesar de que en el fondo ella sigue siendo "muy manipuladora".

"Dios tiene una forma de coger algo malo y convertirlo en bueno. Si nada de esto hubiera pasado, yo nunca habría llegado a tener esta relación maravillosa con mi hija y estos dos preciosos niños. Es nuevo para los dos. A veces, Britney me llama cincuenta veces al día para preguntarme cosas que realmente me iluminan la vida. Pero como todas las hijas, es muy manipuladora. Suele salirse con la suya la mayoría de las veces".

Para terminar, Britney explica que otra de las cosas buenas que ha sacado de sus días más negros es el Nuevo álbum que prepara y que espera que salga a la venta en unos seis meses más. "Creo que es más urbano, ya que lo he escrito todo aquí, en este mismo salón, con mi piano. Es el mejor trabajo que he hecho en mi vida".