Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El cantautor catalán Quico Pi de la Serra, obligado a abandonar su casa de Barcelona

La inmobiliaria le llevó a los tribunales por vulnerar la Ley de Arrendamientos, al domiciliar en el piso una sociedad limitada sin su permiso

El cantautor catalán Quico Pi de la Serra deberá abandonar su casa de toda la vida, en la plaza Sant Jaume de Barcelona, después de que la Audiencia de Barcelona haya desestimado el recurso que presentó para conservar su vivienda. La sentencia, hecha pública hoy, confirma el fallo previo de un juzgado de primera instancia, que condenó al músico a abandonar la vivienda, donde tiene también su estudio de creación musical, y dejarlo a disposición de la inmobiliaria propietaria del bloque.

La compañía, Cap Davantera, le llevó a los tribunales por vulnerar la Ley de Arrendamientos, al domiciliar en la vivienda, sin el permiso de la inmobiliaria, una sociedad limitada -Pit i Cançó-, que el músico creó para gestionar la facturación de su labor musical.

Ante estas acusaciones, el cantautor arguyó que ya había cambiado la sede de Pit i Cançó, que ahora se encuentra en una masía del Montseny propiedad de su familia, y denunció que la inmobiliaria, desde el momento en que adquirió el bloque, le esta acosando para que abandone el piso.

La sociedad es titular de una línea de teléfono en esa vivienda

En el fallo, la Audiencia reconoce que gran parte de la actividad de la empresa de Pi de la Serra se realiza en la masía, situada en Campins (Barcelona), pero indica que ello no significa que el domicilio social de la firma ubicado en la plaza Sant Jaume "sea absolutamente ficticio", pues la sociedad es titular de una línea de teléfono en esa vivienda. Así, los magistrados concluyen que se ha producido "la introducción de un tercer sujeto -la sociedad Pit i Cançó- en la relación arrendaticia, sin el consentimiento del arrendador".

Nacido en Barcelona el 6 de agosto de 1942, Quico Pi de la Serra formó parte de los Setze Jutges y el pasado año fue galardonado con la Medalla de Honor del Parlamento de Cataluña en reconocimiento a su dilatada trayectoria artística.